Un juez de quiebras de Estados Unidos aprobó el jueves el plan de quiebras del Capítulo 11 de WeWork, que permite al proveedor de espacios de oficina compartidos eliminar 4,000 millones de dólares en deuda y entregar el capital de la empresa a un grupo de prestamistas y a la empresa de tecnología inmobiliaria Yardi Systems.

WeWork, proveedor de espacios de trabajo flexibles, se expandió a una velocidad vertiginosa, pero acumuló grandes pérdidas en su cartera de bienes raíces excesivamente ampliada antes de declararse en quiebra en noviembre de 2023.

El juez estadounidense de quiebras, John Sherwood, aprobó la reestructuración de WeWork en una audiencia judicial en Newark, Nueva Jersey. Con esa aprobación asegurada, WeWork estará lista para salir de la quiebra sin deudas “en cuestión de días”, dijo en la audiencia el abogado de la compañía, Steven Serajeddini.

WeWork utilizó su quiebra para negociar una reducción significativa en los costos de alquiler futuros de sus propietarios y cancelar contratos de arrendamiento en aproximadamente un tercio de sus ubicaciones, lo que en última instancia redujo sus costos de alquiler futuros en más de 12 mil millones.

WeWork espera operar 337 espacios de oficinas compartidas después de su quiebra, con más de 170 ubicaciones en EU y Canadá.

No te pierdas: Adam Neumann decide retirar oferta de compra para WeWork, reporta NYT Dealbook

Autorizan reestructuración de WeWork tras quiebra

“Debido a los esfuerzos incansables de nuestro equipo y la lealtad inquebrantable de muchos de nuestros miembros, hemos completado nuestros procedimientos del Capítulo 11 con un éxito que supera nuestras expectativas iniciales”, dijo el jueves el director ejecutivo de WeWork, David Tolley.

WeWork rechazó una propuesta de compra alternativa ofrecida por su cofundador y ex director ejecutivo Adam Neumann. La compañía dijo que Neumann no ofreció un precio lo suficientemente alto para ganarse a los prestamistas de WeWork, quienes prefirieron adquirir una participación accionaria como parte del acuerdo de quiebra.

La reestructuración de WeWork cancelará las acciones existentes, pero el principal accionista, SoftBank, conservará una participación minoritaria a cuenta de los préstamos que otorgó a WeWork. La compañía, que alguna vez estuvo valorada en 47 mil millones de dólares, estima que su capital después de la quiebra vale alrededor de 750 millones de dólares.

Con información de Reuters.

¿Te gustan las fotos y las noticias?, síguenos en nuestro Instagram

 

Siguientes artículos

Elon Musk testificará en investigación de la SEC sobre revelaciones de acciones de Twitter
Por

Musk y la SEC acordaron una fecha no revelada en la que el director ejecutivo de Tesla será interrogado respecto a la co...