El deterioro en las condiciones financieras de los empleados está teniendo un efecto negativo en su productividad y compromiso, y las presiones creadas por la inseguridad financiera están afectando sus niveles de estrés. Adicionalmente, un trabajador preocupado por sus finanzas tiene el doble de probabilidades de tener problemas de salud física y mental, y presentar mayor ausentismo.

Las empresas, preocupadas por esta situación, han implementado diversas soluciones, siendo los planes de pensión y las cajas o fondos de ahorro las más frecuentes. Sin embargo, estos programas solo atienden las necesidades financieras de largo plazo, y de manera limitada.

Para necesidades de corto plazo los empleados recurren a préstamos de nómina, el endeudamiento mediante tarjetas de crédito, o pedir dinero prestado a familiares y amigos. Si bien estas opciones pueden ayudar a salir del paso ante situaciones de emergencia o necesidad de liquidez, en la mayoría de los casos conllevan el pago de intereses muy altos y a la larga terminan deteriorando aún más su situación financiera.

En años recientes se ha comenzado a popularizar un mecanismo mediante el cual los trabajadores tienen acceso a los salarios ya devengados, sin necesidad de esperar el pago de la nómina quincenal. Start-ups como Even, PayActiv y DailyPay en US, Wagestream en UK, y minu en México, han desarrollado plataformas tecnológicas para que las empresas puedan ofrecer este beneficio a sus empleados a muy bajo costo y prácticamente sin riesgo.

El concepto es simple. Vivimos en un mundo donde los consumidores tienen acceso instantáneo a información y servicios bajo demanda. Sin embargo, la forma en que los empleados reciben sus salarios no ha cambiado mucho en los últimos cien años. La mayoría de los trabajadores en la ‘economía gig’ tiene acceso a su remuneración al momento de ganarla. Al romper el ciclo de nómina mensual, quincenal o semanal, que existe por una simplificación administrativa y de retención de impuestos, es posible tener acceso a los salarios ya ganados sin tener que esperar el pago de la quincena y sin crear una deuda, ya que los recursos que se retiran se saldan en cada pago de nómina.

Los empleados pagan una pequeña comisión por cada transacción. Esta comisión es fija, no varía según el monto o el plazo, y es una fracción del costo de un préstamo personal o de un retiro de efectivo en la tarjeta de crédito. Esto puede resultar en ahorros significativos en pago de intereses innecesarios, y ayudar a mejorar su salud financiera.

Las organizaciones, a la vez, también ganan al permitir que su personal tenga acceso adelantado a sus salarios ya devengados. Ayudándolos a aliviar el estrés financiero evitan el ausentismo, reducen la rotación y mejoran la productividad. Compañías que ya implementaron este beneficio reportan un aumento de 22% en horas trabajadas y de más de 40% en la retención de sus trabajadores. También puede ser una ventaja competitiva en el mercado laboral, dándole a la empresa una reputación de innovadora,  muy atractiva para el talento millennial.

Sin embargo, el acceso a los salarios devengados, aunque puede ser una gran ayuda, no es la solución a todos los problemas económicos de las personas viviendo de quincena en quincena. Es necesaria una educación financiera que les permita desarrollar hábitos saludables para la administración de gastos e ingresos y la generación de patrimonio a corto y largo plazo.

 

Contacto:

Twitter: @amondelli

 

El autor tiene más de 20 años de experiencia en gestión de empresas y consultoría en RRHH. Actualmente es líder de Negocio y Consultor de Capital Humano, Beneficios y M&A en Latinoamérica.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

No te pierdas: ¿Estás listo para entrar a la ‘economía gig’?

 

Siguientes artículos

Las maravillas de empezar a amar los números
Por

Los números son amigos fieles que no guardan secretos y que nos dicen la verdad a tiempo siempre y cuando los queramos e...