Pareciera que en México nadie sabe por quién votar, o por lo menos nadie está, hasta la fecha, seguro de su voto. Yo en lo personal ya hice mi análisis, mis cálculos y ya decidí, esto me lleva a dos situaciones, la primera, a no andar preguntando por quien va a votar la gente con la que convivo, y; la segunda, tampoco le pregunto a la gente x quien va a votar, con el fin de ni comparar mi preferencia y/o en caso dado, cambiar mi decisión. Es más, de hecho, no comparto mi preferencia para no entrar en discusiones en donde me quieran convencer de lo contrario, pero en fin esa es mi decisión.

Platicando del tema con mis alumnos de la Universidad, que me hicieron la misma pregunta, comentaba, que es muy curioso en México que la mayoría de la población, siempre hace sus propios sondeos, para corroborar si están bien o mal con su decisión, es más en una ocasión una alumna me decía que ella ya había decidido pero que al ver las encuesta ya estaba dudando, porque su candidato no era el líder de las encuestas.

No cabe duda que la estrategia del marketing político de publicar encuestas en dónde demuestre que un determinado candidato va a la cabeza, sigue funcionando, es más funciona exactamente bajo el mismo principio de la generación de noticias falsas o “fake news, basados en la ignorancia, falta de interés o falta de tiempo de los electores, para que la gente se vaya con la finta, ya que al final del día somos un pueblo que no nos gusta votar por el que va a perder.

De ahí nace que, como acto seguido de preguntarle a todos los amigos y conocidos, por quien van a votar, la gente medio consulta las encuestas y les hace caso a las noticias falsas, entonces entra la lógica de hacer estrategia electoral, a que me refiero, a la tendencia muy fuerte que existe entre las personas a votar por el que vaya en el segundo lugar. Recuerdo que cuando el PRI era mayoría, en aquellos tiempos la estrategia de los votantes era el votar para presidente x el PRI y votar por otro partido para que el partido oficial no tuviera mayoría.

PUBLICIDAD

Lo más curioso de este hecho del voto por el segundo lugar, es que en el fondo está diciendo algo muy importante de lo cual no se comenta, si existe esta estrategia es simple y sencillamente por el gran número de votos negativos que tiene el que va en primer lugar, pero independientemente de esto, ese mal entendimiento del mexicano, de votar por “el bueno” o “el ganador”, lo que significa no votar por el que yo considero el mejor o el que yo creo, hace que nuestra democracia en estos últimos días sea un mar de incertidumbre y que se genere por eso, que el día de la elección, si no gana el que va arriba, de pie a que se pueda poner en duda la elección final del mexicano, el sistema de elecciones del INE, al gobierno y su aparato y a toda la democracia mexicana.

Invito a la gente a que se informe, a que investigue, hoy por hoy toda la información está disponible, no hay mentiras ni engaños, pueden encontrar historial de los candidatos, quienes son, quienes son los partidos que los postulan, cuáles son sus propuestas, es cuestión de dedicarle tiempo y entonces sin apasionamientos poder tomar la decisión.  Ojalá tengas tiempo, eso mejorara nuestra democracia y ayudará a bajar la incertidumbre del proceso electoral.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @Marcovherrera

YouTube: El Marco del Poder

Google+: Marco V. Herrera Berenguer

Blog: El Marco del Poder

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Esto dijeron los candidatos a consejeros de BBVA Bancomer
Por

Cuatro de los cinco candidatos hablaron de sus propuestas de nación en el marco de la Reunión Nacional de Consejeros de...