Aeroméxico amanece sin huelga

Foto: Staff

Durante la madrugada del sábado, Aeroméxico y la Asociación Sindical de Sobrecargos de Aviación (ASSA) llegaron  a un punto de acuerdo para los nuevos contratos.

 

Tras un par de días de arduas negociaciones, Aeroméxico y la Asociación Sindical de Sobrecargos de Aviación llegaron a un acuerdo para no suspender la operación de las actividades de Aerovías de México, la rama de la compañía que opera en su mayoría vuelos internacionales y mueve al 50% del tráfico de la aerolínea.

En conferencia, Andrés Conesa, director de Aeroméxico, detalló que la última oferta implicó un aumento salarial de 4.7% y un aumento de 1.5% a prestaciones, lo que representa una propuesta mejor que los acuerdos logrados en otros sindicatos de la industria.

“Las firmas que tienen un cese de operaciones prolongado difícilmente vuelven a volar”, sentenció el presidente de Aeroméxico.

ASSA y Aeroméxico acordaron una prórroga para el emplazamiento a huelga del sindicato que vencía a las 12 del la noche del viernes, finalmente alrededor de las dos de la mañana del sábado el sindicato votó a favor de la propuesta de la aerolínea.

Víctor Manuel Muñoz, coordinador político de ASSA afirmó que esperarían a las dos de la mañana para desplegar, o no, las banderas que indicarían una huelga.

Aeroméxico agrupa dos ramas: Aerovías de México y Aeroméxico Connect. Aerovías de México, la rama en conflicto representa el 50% del tráfico del grupo.

Conesa explicó que en caso de una huelga se activarían mecanismos de protección para evitar afectaciones a los pasajeros.

“Si estalla un conflicto, el impacto nos condicionaría el poder dar lo que se está ofreciendo. La propuesta  es sensata, responsable, generosa. Una huelga tendría un impacto significativo, estar en cese podría implicar no volver a volar”, señaló el directivo.

 

 

El conflicto

Los desacuerdos del grupo sindical radican en el que el contrato para los próximos 3 años contiene una cláusula denominada ‘Contrato B’ que aplica para los sobrecargos de nuevo ingreso con condiciones distintas.

Al respecto, Ricardo del Valle, secretario de la ASSA, afirma que la aceptación de este contrato para nuevos sobrecargos se traduce en una oferta salarial 60% menor a la de los trabajadores sindicalizados que ya laboran en la compañía.

El acuerdo alcanzado plantea la creación de una comisión mixta para que las  condiciones de salario y prestaciones para los sobrecargos de nuevo ingreso se discutan para aprobarse a más tardar el 1 de julio próximo.