¿Buscas trabajo? Haz tu página de internet personal

Strikingly.com es una opción para lograrlo.

Un sitio personal cuyo dominio lleve tu nombre es una herramienta no sólo muy eficaz, sino cada vez más necesaria en el mercado laboral. Aquí te decimos qué debe incluir.

 

Por Jacquelyn Smith

 

Hace algunas semanas hablé de siete cosas poco conocidas sobre el proceso de búsqueda de empleo. Dije que el 80% de las ofertas de trabajo no se anuncian, el promedio de personas que solicita un trabajo determinado es de 118, y sólo el 20% de los solicitantes consigue una entrevista, entre otras cosas, y hoy he descubierto una más.

Según Workfolio, una empresa recién lanzada que desarrolla aplicaciones para la visibilidad profesional, el 56% de todos los directores de recursos humanos se dice más impresionado por el sitio web personal de un candidato que cualquier otra herramienta de branding personal,  sin embargo, sólo el 7% de las personas que buscan trabajo tiene un sitio personal.

El fundador de Workfolio y director ejecutivo, Charles Pooley, dice: “El mercado de trabajo es un lugar increíblemente aterrador en estos momentos, pero un sitio personal ofrece varias ventajas importantes para mejorar tus probabilidades.”

Una de ellas es que da a los empleadores potenciales una perspectiva de su personalidad, dice. “Un sitio web te da la libertad creativa para expresar tu personalidad de una manera que no es posible a través de tu curriculum vitae. Todo, desde tu autobiografía hasta las opciones de diseño que elijas para tu sitio web dice algo acerca de ti, y le da los reclutadores más posibilidades de decidir si quieren o no llamarte para una entrevista.”

Tener un sitio web informativo y bien diseñado también envía un mensaje de que tomas tu carrera en serio y los empleadores tomarán nota, añade.

Por último, ofrece visibilidad, dice Pooley. “Mostrarte es la mitad de la batalla. Sabemos que un número cada vez mayor de empresas están investigando en línea a los solicitantes de empleo, y ser dueño de tu propio sitio web con tu nombre en el dominio te da una gran oportunidad de aparecer cuando alguien te busque.”

Miriam Salpeter, un coach de búsqueda de empleo, propietario de Keppie carreers, y autora de Social Networking for Career Success y 100 Conversations for Career Success, está de acuerdo. Y agrega: “tener tu propio sitio web te permite controlar lo que la gente encuentra cuando te busca. Cada vez más, nos enteramos de que los empleadores están buscando en Google a los candidatos para aprender más sobre ellos. Cuando tienes tu propio sitio web, tienes la oportunidad de demostrar una cartera de información sobre ti y proporcionar más datos (a través de enlaces) para que los empleadores puedan aprender más acerca de ti.”

 

¿Quién necesita un sitio web personal?

La Dra. Katharine Brooks, directora del Servicio de Carreras de Artes Liberales en la Universidad de Texas, en Austin, y autora de You Majored in What?, Mapping Your Path from Chaos to Career, dice que es especialmente importante para las personas que buscan trabajo en un campo relacionado con la computación, la tecnología, los medios de comunicación, las redes sociales o la comunicación. “Un sitio web puede ser una gran manera de demostrar tus conocimientos y habilidades relacionados con tu carrera. Un sitio web personal se considera como parte del paquete de la búsqueda de empleo y puede servirte como un argumento de venta”, afirma.

Un sitio web personal también podría ser esencial para los profesionales que trabajan en un campo creativo, añade Ryan Kahn, un coach de carrera, fundador de The Hired Group, estrella del programa del programa Hired, de MTV, y autor de Hired! The Guide for the Recent Grad. “Puede ser una buena herramienta para mostrar su portafolio y dar una idea clara de sus capacidades.”

Brooks dice que es importante saber que los sitios web necesitan tiempo para desarrollarse y deben hacerse bien para que sean eficaces.

“Es difícil mantener al día un sitio web personal, sobre todo si no lo necesitas o lo usas en el día a día. Sin embargo, si tu sitio web contiene una gran cantidad de errores gramaticales, faltas de ortografía, o información obsoleta, puede resultar dañino para tu reputación en vez de mejorarla”, advierte.

Salpeter está de acuerdo. “Al igual que cualquier cosa en línea, si un sitio es profesional o contiene elementos que el empleador no apreciará, puede ser perjudicial”, dice. “No es útil publicar un sitio web poco desarrollado, sobre todo en medio de una búsqueda de empleo, debe estar al día y no lucir como un proyecto que comenzó, pero se fue dejado a medias.” Eso podría decirle al empleador que no eres capaz de terminar lo que empezaste.

Kahn dice que, al igual que cualquier otra cosa que proporciones a una compañía que podría contratarte, es fundamental que la página esté bien hecha. “Errores ortográficos, falta de contenido y falta de atención a los detalles pueden ser todos potenciales decepcionantes para los empleadores. Piensa en tu página web personal como una extensión de tu curriculum vitae y revísalo con el mismo nivel de escrutinio.”

También es necesario tener cuidado con la cantidad de información personal que se incluye en el sitio. “Manten la información interesante, pero relativamente neutral”, dice Brooks. “Evita proporcionar información que pueda ser objeto de controversia, como creencias religiosas o políticas. Manten siempre la palabra “relevancia” en mente. Pregúntate a ti mismo: ¿Es esto relevante para la empresa y el puesto?”

Pooley dice que el 80% de los solicitantes de empleo quiere un sitio web personal (sin embargo, sólo el 7% tiene uno). ¿Por qué ese número no es más alto? La mayoría de los candidatos no sabe qué poner en su sitio.

“El contenido de una página puede significativamente dependiendo de la industria y la posición a la que se aplica”, dice Kahn. “Sin embargo, hay varios elementos comunes que los sitios web personales que todos los aplicantes deben incluir.”

 

Esto es lo que tu sitio web debe tener:

Enfoque. “Si vas a crear un sitio web, necesitas saber por qué”, dice Brooks. “¿Cuál es el propósito del sitio? ¿Quién lo va a leer? ¿Qué habilidades e información quieres destacar?” Si el objetivo principal es conseguir un trabajo en un campo específico, entonces tu sitio web tiene que centrarse en eso.

Información de contacto. “Esto puede parecer obvio, pero a veces se pasa por alto”, dice Kahn. “Asegúrate de que los empleadores pueden ponerse en contacto contigo fácilmente si llegan a tu sitio web sin ningún tipo de antecedente.” Idealmente, tu nombre e información de contacto estarían en el encabezado o pie de página de cada página.

“No incluyas tu dirección, proporciona información de contacto más general, como tu nombre, correo electrónico y número de teléfono”, dice Brooks.

Un titular profesional. “Si alguien te pregunta qué haces en un evento de networking, es probable que tengas una descripción de uno o dos frases preparada”, dice Pooley. “Ésta puede ser tu puesto de trabajo o una descripción más general del papel que desempeñas o deseas desempeñar, y ofrece a los visitantes la oportunidad de recordarte como la persona que hace X cosa, además, da a los motores de búsqueda más oportunidades para mostrar tu sitio cuando la gente busca a alguien que hace lo que tú haces. ”

Una breve biografía. Una página “Acerca de mí” puede ser útil para los gerentes de contratación, pero asegúrate de mantener un tono profesional y breve. Aquí puedes proporcionar toda la información adicional que puede no estar en tu currículum o carta de presentación, tales como intereses, aficiones o premios y logros.

Pooley dice que si deseas incluir una foto profesional, éste es un buen lugar para que aparezca. “Debe ser una de alta calidad, preferiblemente profesional, un retrato o plano general. Evita la tentación de usar una foto tomada con un smartphone, sobre todo si la tomas tú mismo.”

Tu curriculum vitae. Siempre debes incluir tu CV, dice Brooks. “Ten en cuenta que un posible empleador sólo puede estar provisto de la URL de tu sitio web”, añade Kahn. “Asegúrate de que tenga acceso a tu currículum en el sitio web para que puedan obtener una imagen completa de tus competencias.”

Objetivo profesional. “Un texto corto y descriptivo que ayude a explicar a los visitantes lo que haces y cómo puedes ayudarlos “, dice Pooley. Además puede ayudar a animar a los visitantes a seguir leyendo.

Ejemplos de tu trabajo. Usa tu página web personal como un portafolio para mostrar ejemplos de su trabajo, sugiere Kahn. “Al hacerlo, es posible que desees considerar la posibilidad de subir las muestras en múltiples formatos para evitar cualquier problema en la descarga, cuando sea necesario.”

Resultados. “Algunos de mis consejos favoritos de curriculum vitae, que aplica a los sitios web, es compartir los resultados cuantificables de trabajos previos y no simplemente una lista de tus responsabilidades”, dice Pooley. “Si llevaste 30 clientes nuevos el mes pasado, ese dato es mucho más poderoso que el decir que has trabajado en ventas para atraer nuevos volúmenes de negocio a la empresa. Si puedes vincular los resultados a cantidades monetarias, aún mejor.”

Enlaces. “Añadir enlaces a las asociaciones profesionales de las que seas miembro, de los enlaces a los artículos que hablen de ti o que te citen, y enlaces a revistas profesionales u otras lecturas importantes relacionados con tu profesión”, dice Brooks. Esto ayudará a que el potencial empleador sepa que estás comprometido y eres conocedor de tu profesión.

Salpeter también sugiere enlaces a podcasts o audios que hayas grabado, así como a tus redes sociales.

Un blog. Por lo general, es buena idea incluir un blog profesional como parte del sitio, especialmente si eres un escritor con talento. “Un blog es una parte importante de una página web personal”, dice Salpeter.

Videos y otros contenidos multimedia relevantes. “Un sitio web es una excelente manera de ampliar el conocimiento del posible empleador acerca de ti”, explica Brooks. “Puede incluir videos de corta duración en el que presentes información o ideas relacionadas con tu campo, tutoriales cortos, u otras explicaciones creativas de tu trabajo y su ámbito.

Testimonios. Es posible que desees compartir las cosas positivas que algunos profesionales (antiguos compañeros de trabajo o jefes, etc) o clientes han dicho sobre ti, dice Salpeter. “Sería ideal que el mismo testimonio se encuentre también en tu página de LinkedIn, para que quede claro que se trata de una persona real.”

Una vez que has desarrollado una impresionante página web personal, llena de información, tendrás que promoverla y utilizarla en tu búsqueda de empleo.

“Tu sitio web personal debe ser la pieza central de tu presencia en línea”, dice Pooley. Asegúrate de poner un enlace a tu sitio web en tu firma de correo electrónico, tu curriculum vitae y carta de presentación, y en los perfiles de redes sociales como LinkedIn. Si has creado tarjetas de visita personales, añade tu dirección web junto a tu información de contacto. “Si colaboras en publicaciones o foros de la industria, comparte tu enlace ahí también”, añade Pooley.

“A medida que la información en línea es cada vez más importante, los sitios web personales y CVs sociales se convertirán en algo indispensable”, concluye Salpeter.