Intrapreneur: emprender desde dentro

Foto: Reuters.

¿Alguna vez has tenido una idea que podría contribuir al crecimiento de la empresa u organización en donde trabajas? Emprenderla desde dentro de la empresa te convertiría en un intrapreneur.

Para muchas personas, nuestra primera opción ha sido buscar un empleo y trabajar en una empresa para generar dinero y comenzar a ser económicamente activos, sin embargo, he conocido a muchas personas que se emplean y me plantean la idea de que en algún punto de su vida les gustaría convertirse en emprendedores, entonces me pregunto, ¿por qué no convertirse en emprendedor desde dentro de la empresa donde laboras?

Como siempre digo, México no necesita más empleados, necesita más emprendedores para crear un mundo mejor para todos, por lo que ser empleado no te limita a emprender, el resultado final de ambos es  detectar necesidades, crear, desarrollar e implementar innovaciones desenvueltas en un contexto completamente distinto, por lo que se puede ser un emprendedor desde dentro de una empresa, del tamaño que sea.

 

Intrapreneur

La literatura acuñó un término poco difundido que el de emprendedor (entrepreneur) para diferenciar a este tipo de empleado-emprendedor: intrapreneur, también llamado emprendedor interno o intraemprendedor.

Suelen ser entusiastas, creativos, proactivos y con un gran espíritu emprendedor, capaces de generar ideas, gestionar ideas y crear productos y/o servicios desde su posición en la empresa. El emprendedor interno asume su trabajo como si fuera su propia empresa, aporta ideas y mucha energía, este tipo de colaboradores son empresarios en potencia, a pesar de que deciden desarrollar sus proyectos dentro y a través de una organización.

 

Crisis es oportunidad

Las oportunidades en estos momentos son para los emprendedores, son ellos los que pueden tomar acción ante la actual crisis de las empresas, encontrar las soluciones y generar oportunidades de negocio. Es muy importante e interesante que las organizaciones comiencen a escuchar las ideas innovadoras de sus empleados e incorporen disciplinas de Capital de Riesgo.

Es característico de un intrapreneur observar y buscar de forma objetiva un producto o servicio que le permita satisfacer sus necesidades o las de sus clientes, así como subsanar las fallas de sus proveedores, por lo que tres consejos muy importantes y fundamentales si deseas convertirte en intrapreneur:

1.- Enlista tus prioridades y necesidades para el desarrollo de tu trabajo.

2.- Detecta las necesidades insatisfechas de los clientes de la empresa.

3.- Detecta las carencias, fallas y áreas de oportunidad de los proveedores de la empresa.

Una ventaja de los intrapreneurs es que pueden contar con un paracaídas, para que en el caso de que la idea no funcione, puedan caer de manera no tan abrupta. No correr el riesgo puede derivar en una buena idea que solo quedó en tu mente y jamás salió de tu oficina, la acción cura el miedo y el miedo es el interés que pagas por una deuda que no tienes, en otras palabras, el miedo es una emoción basada en ideas que no representan la realidad bajo ningún esquema.

Innovar no es sólo una palabra, es una actitud, por lo que quizá sea el momento de emprender tu propio negocio, desde dentro.

Elige tu actitud, si te caes, es porque estabas caminando, puede que te decepciones si fallas, pero estarás perdido si no lo intentas… Agradezco su lectura y espero sus comentarios.

Contacto:
Facebook: facebook.com/stephanielewiss
Twitter: @yameroenForbes
E-mail: [email protected]