Pemex compartirá sus ganancias con empresas

Foto: Presidencia

Enrique Peña Nieto, que presentó la propuesta de reforma energética, indicó que los hidrocarburos seguirán siendo propiedad del Estado, pero habrá esquemas de utilidad compartida.

 

 

Aunque confirmó que el Estado mantendrá la rectoría sobre los hidrocarburos, la propuesta de reforma energética permitirá celebrar contratos de utilidad compartida con la iniciativa privada, dijo el presidente de México, Enrique Peña Nieto.

En su presentación de propuesta de reforma energética, el mandatario confirmó que en la propuesta que enviará al Congreso,  se propondrán reformas a los Artículos 27 y 28 de la Constitución, aclarando que no se privatizará Pemex y que el Estado seguirá teniendo posesión de los hidrocarburos.

La propuesta establece formalmente “contratos de utilidad compartida, que celebra el Gobierno de la República con Pemex y/o particulares, para Exploración y Extracción”.

“Tengo la firme convicción de que México tiene ante sí una de las oportunidades más importantes de los últimos años. Con esta reforma, la población sentirá en sus bolsillos los efectos de la transformación del sector energético”, dijo Peña Nieto en su discurso, en el que hizo alusión varias veces al de Lázaro Cárdenas, cuando en 1938 decretó la Expropiación Petrolera.

Peña Nieto indicó que Cárdenas no se oponía literalmente a la participación privada en el sector energético.

“Precisamente, al dirigirse a los diputados, el presidente Cárdenas dijo: ‘la exclusión de los particulares del eje de concesiones no implica la opción de que la nación niegue la colaboración de la iniciativa privada, pero lo hará dentro de los esquemas de concesión’”, dijo Peña Nieto citando al ex mandatario.

A continuación, Peña Nieto resaltó que el sector energético “perdió dinamismo por la rigidez del esquema actual. Pese a las grandes inversiones de Pemex, la producción de crudo y gas ha caído sustancialmente”.

Para modernizar el sector, dijo que la reforma propondrá un nuevo régimen fiscal de Pemex competitivo de acuerdo a estándares internacionales, y que la renta petrolera ya no será la muleta para satisfacer necesidades financieras del gobierno a corto plazo.

También se contempla una reestructura en Pemex en Exploración y Producción y establecer reglas de contenido nacional en las compras y proyectos de infraestructura.

Con respecto al sector eléctrico, el presidente de México dijo una tercera parte de la energía eléctrica ya es producida por particulares, pero resaltó la necesidad de más apertura para la iniciativa privada y garantizó  que el sistema eléctrico nacional seguirá siendo controlado por el Estado.

Esto permitirá que se compren bloques de electricidad a los productores que la ofrezcan más barata, bajando el costo de la misma para la población y las empresas.

“Bajará el precio de la luz y el gas. El campo también se beneficiará. México tendrá mayor producción de alimentos y a mejores precios. Las empresas tendrán más y mejor energía, crecerán y contratarán a más personas con mejores salarios”, agregó.

Sobre las divergencias entre los partidos de oposición, PAN y PRD, sobre la propuesta de reforma, el jefe del Ejecutivo dijo confiar que la discusión se centrará en cómo transformar el sector energético para impulsar la economía del país.

“Afortunadamente, el Pacto por México ha creado el clima positivo que esperaban los mexicanos. Confío que el debate se centrará en cómo sí transformar a México, en cómo cambiar lo que ha impedido avanzar al país a partir de un debate constructivo”, dijo.

Por su parte, el secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, mencionó que el panorama que enfrenta el país en el sector energético es adverso.

“En México producimos menos gas y gasolina, a pesar de que se ha septuplicado la inversión. En gas natural, no alcanzamos a satisfacer el mercado interno. Importamos cerca de la tercera parte del consumo nacional”, dijo el funcionario, y en seguida resaltó que “se está concluyendo para México la era de los yacimientos gigantes en aguas someras con bajos costos de operación”.

Agregó que se lograrían reducir los costos de energía si se minimizan las pérdidas de electricidad, producirla con gas más barato y sin combustóleo y diésel, más caros y contaminantes. Para ello, se necesita fortalecer a la Comisión Federal de Electricidad, añadió.

 

La propuesta de reforma energética por puntos:

En materia de petróleo y gas

1. Contratos de utilidad compartida, que celebra el Gobierno con Pemex  y/o particulares para exploración y extracción; y permisos del gobierno con Pemex y/o particulares para refinación petroquímica, transporte y almacenamiento

2. Corregir el régimen fiscal de Pemex para que sea plenamente competitivo

3. Reestructurar Pemex y sus subsidiarias en dos divisiones: Exploración y Producción y Transformación Industrial

4. Mejorar las condiciones de transparencia y rendición de cuentas en Pemex

5. Establecer una política nacional de fomento a las compras de proveedores nacionales del sector hidrocarburos

 

En materia de energía eléctrica

1. Participación de particulares en la generación de electricidad

2. El Estado mantendrá, en exclusividad, el control del Sistema Eléctrico Nacional, así como el servicio público de las redes de transmisión y distribución, garantizando el acceso de todos los productores de electricidad a ellas

3. Fortalecer a la Comisión Federal de Electricidad, mediante una mayor flexibilidad operativa y de organización, que ayudará a reducir costos

4. Reforzar las facultades de planeación y rectoría de la Secretaría de Energía y de la Comisión Reguladora de Energía

5. En sustentabilidad, permitir más inversión en desarrollo tecnológico y la adopción de fuentes de energía limpias y amigables con el entorno natural. Promover el uso de energías menos contaminantes y de bajo costo, como la solar, la eólica y el gas