PIB de España acumula 7 trimestres a la baja

Foto: Reuters

La economía de España se contrajo 2.0% interanual en el primer trimestre de este año, sobre todo debido a la baja en la demanda interna.

 

 

Reuters

 

MADRID.-  – El Producto Interno Bruto (PIB) de España encadenó su séptimo trimestre de contracción entre los meses de enero y marzo de este año al continuar la debilidad de los componentes internos de su economía que solo sigue respaldada por el sector exterior.

El Instituto Nacional de Estadística confirmó el jueves en base a datos completos que el PIB del país se contrajo un 0.5% intertrimestral entre los meses de enero y marzo, frente a una caída del 0.8% del trimestre anterior.

En términos interanuales, la contracción del primer trimestre alcanzó el 2.0% desde el 1.9% del cuarto trimestre del 2012.

Cuando divulgó los datos preliminares del primer trimestre en abril, la oficina de Estadística explicó que este resultado era consecuencia de una aportación negativa de la demanda nacional, compensada parcialmente por la demanda externa.

“Las cifras siguen dibujando un perfil de extrema debilidad, con una demanda interna muy tocada que esperamos que vaya mejorando en los próximos trimestres como ayer (miércoles) apuntaron las cifras de ventas minoristas”, dijo Estefanía Ponte, directora de estratetegia y economía de Cortal Conors.

El índice general de las ventas minoristas, pese a que en abril encadenaron 33 meses de baja, arrojaron una moderación en el ritmo de descenso interanual que ha hecho concebir algunas esperanzas de que el consumo empieza a dar síntomas de mejora.

Según el INE, la contribución al crecimiento agregado de la demanda nacional fue dos décimas más negativa que en el trimestre anterior, situándose en el -4.9 puntos, mientras que la demanda externa aumentó una décima su aportación al PIB trimestral a 2.9 puntos, frente a 2.8 puntos del trimestre anterior.

Además, el empleo de la economía cayó a un ritmo anual del 4.5%, dos décimas por encima de la tasa registrada en el cuarto trimestre del 2012, equivalente a una reducción neta de unos 761,000 puestos de trabajo a tiempo completo en un año. Por su parte, las horas efectivamente trabajadas se contrajeron un 5.6 por ciento en términos interanuales.

Por su parte, el crecimiento del costo laboral unitario se situó este trimestre en el -3.2%, cuatro puntos por debajo del deflactor implícito del PIB.

“La cuestión ahora es ver si la economía evoluciona mejor en el segundo trimestre del año. Nosotros creemos que seguirá cayendo, aunque a niveles más moderados”, dijo José Luis Martínez, estratega de Citigroup.

Un informe divulgado el miércoles por el Banco de España apuntó a que el PIB continuó en contracción en los primeros compases del segundo trimestre, pero indicó que detectaba una evolución menos negativa en términos de demanda y consumo.

En abril, el Gobierno español revisó a la baja sus estimaciones de crecimiento para este y el próximo ejercicio, empeorándolas hasta el -1.3% desde el -0.5% anterior para el 2013 y recortando sus previsiones de crecimiento hasta un +0.5% desde el +1.2% de su anterior proyección para el 2014.