Reuters.- Buzos de rescate recuperaron este viernes los últimos cuerpos entre los restos hundidos de una embarcación turística que naufragó tras una tormenta en un lago de Misuri dejando 17 muertos, en uno de los incidentes turísticos más letales de los últimos años en Estados Unidos.

El vehículo anfibio trasladaba a 31 pasajeros, entre ellos niños, cuando una tormenta azotó el jueves el área del lago Table Rock en las afueras de la ciudad turística de Branson, en Misuri. Un video del incidente mostró cómo la embarcación fue golpeada por las olas.

Siete personas fueron hospitalizadas luego del incidente del vehículo anfibio de “Ride the Ducks” en Table Rock Lake, cerca de Branson, Misuri, dijo a periodistas el alguacil del Condado Stone, Doug Rader.

Wendy Doucey, encargado de la oficina del sheriff del condado de Stone, dijo que los buzos habían recuperado los cuatro cuerpos restantes del barco hundido, que estaba 24 metros bajo el agua.

PUBLICIDAD

“Es importante que sepamos con certeza qué eventos ocurrieron”, dijo el gobernador Michael Parson en una conferencia de prensa el viernes a la mañana. “Hoy todavía es pronto”, agregó.

El incidente se inició alrededor de las 19:00 hora local del jueves (0000 GMT) tras desatarse una tormenta eléctrica en la zona, cuando dos lanchas turísticas estaban navegando por el lago, dijeron autoridades. El Table Rock es un embalse de 174 kilómetros cuadrados.

Ambas embarcaciones emprendieron el regreso, pero sólo una logró llegar a la costa.

“Por lo que sé, había chalecos salvavidas”, dijo el sheriff del condado de Stone, Doug Rader, en la conferencia de prensa. Rader se negó a responder preguntas sobre si los pasajeros los llevaban puestos al momento del accidente.

La Junta Nacional de Seguridad del Transporte y la Guardia Costera de Estados Unidos están investigando el hecho, dijeron las autoridades. Rader señaló que el capitán del barco sobrevivió al hundimiento pero que el conductor no lo hizo. Las autoridades no revelaron las identidades o edades de las víctimas.

Jennie Carr fue testigo de los últimos momentos a flote del bote hundido mientras navegaba a bordo de la otra embarcación: “El que se hundió, estaba teniendo problemas. Se podría decir que no podía ir muy rápido. Se hundía un poco en el agua. Las olas lo pasaron por encima (…) Realmente no había nada que se pudiera hacer”, dijo al canal NBC.

Los autobuses anfibios son utilizados para recorridos turísticos y diversos lugares del mundo y han estado involucrados en varios accidentes fatales en las últimas dos décadas.

La compañía que los construye, Ride the Ducks International LLC, acordó pagar una multa de un millón de dólares en 2016 después de que uno de sus vehículos chocó con un autobús en Seattle, provocando la muerte de cinco estudiantes. La compañía admitió que no cumplía con las normas de fabricación de vehículos de Estados Unidos.

 

Siguientes artículos

Las Rozas Village: verano puro al estilo mediterráneo
Por

Música, moda y gastronomía después de las compras en uno de los spots más agradables cerca de Madrid. Conoce el nuevo pl...