La falta de convenios con dependencias federales, la caída en la producción petrolera y el riesgo de liquidez, son las principales amenazas para las finanzas de estados y municipios en el cierre de este año y 2016.

 

El crecimiento limitado de convenios, la caída en la producción petrolera y la liquidez son tres amenazas a las que se enfrentarán las finanzas públicas de los estados y municipios para el cierre de este año y para 2016, advirtió la agencia calificadora Moody’s.

“El cierre de 2015 y próximo año, serán decisivos para las finanzas de los estados, pues vemos un panorama con diversos retos. La mejora en los estados y municipios no se va a dar de un día a otro”, advirtió Francisco Vázquez, analista principal de Moody’s México durante la 16º Conferencia Anual de la calificadora.

PUBLICIDAD

El panorama podría resultar retador a pesar de la implementación de la reforma de disciplina financiera presentada en agosto por el gobierno federal.

El analista prevé un crecimiento limitado en los convenios para proyectos de infraestructura, que se firman entre gobiernos estatales y municipales con diferentes dependencias del gobierno federal, esto, derivado de un recorte de hasta 0.7% del Producto Interno Bruto (PIB) al presupuesto federal que podría realizar la Secretaria de Hacienda y Crédito Público (SHCP) en el paquete económico del próximo año.

Con respecto a la caída de la producción petrolera, el analista prevé que la tendencia se mantenga a la baja durante el próximo año, con lo que “la solvencia de los estados y municipios se verá afectada, lo que eleva el riesgo de que incumplan con sus obligaciones financieras.”

Asimismo, advirtió un riesgo en la liquidez estatal,  pues el gobierno federal podría mantener el mismo flujo de recursos que estableció en 2015 para el próximo año.

En este sentido, Vázquez explicó que una reducción en el flujo de recursos del gobierno federal a las entidades propiciaría que los estados y municipios soliciten un mayor financiamiento o se incurra en cancelación de proyectos por falta de liquidez, además, que se propiciaría un mayor endeudamiento con las empresas que ofrecen bienes y servicios a las entidades.

Por su parte, María del Carmen Martínez Richa, analista principal de la agencia calificadora, consideró que la reforma de disciplina ayudará a hacer más transparente la obtención de deuda de las entidades, pero advirtió que aún existe una interrogante respecto a la forma en que se van a penalizar a aquellos gobiernos estatales y municipales que no cumplan las consideraciones establecidas en la iniciativa.

“Hay muchas interrogantes en la forma que se va a implementar. Es bastante ambiciosa para saberlo. Pero, lo que sí podemos adelantar es que no creemos que esta ley va a dar resultados en el corto plazo, sin duda va a tardar más tiempo.”

 

Siguientes artículos

comercio-TLCAN
Compañías de EU sienten impacto de situación en China: Fed
Por

La actividad económica en Estados Unidos continuó expandiéndose en la mayoría de las regiones y sectores desde julio has...