Este texto fue publicado originalmente el 14 de junio de 2017.

Si buscas la palabra determinación en el diccionario, encontrarás la foto de Mayra González.

Desde niña, Mayra sabía que quería dirigir una empresa, y aunque no tenía claro cuál, sí sabía que tenía que ser de autos. Hoy, Mayra se sienta en la silla de la directora general y presidenta de Nissan México, es la primera mujer en ocupar el cargo.

“Tengo una fotografía que alguna vez me tomé en la oficina del que era presidente de Nissan y le dije que si me dejaba tomarme una foto porque esa iba a ser mi oficina, se rio un poco, pero me dejó tomarla”, relata la primera mujer en ocupar una presidencia dentro de Nissan Global en entrevista con Forbes México dentro de los preparativos para la edición 2017 de Mujeres Poderosas.

PUBLICIDAD

“Siempre quise liderar alguna empresa, incluso estar en una empresa de autos porque comparto con mi papá esa pasión, así que siempre quise trabajar en la industria automotriz y siempre en la alta dirección”, relata.

Y se pudo, pero el camino no fue fácil e incluso aún tiene sus momentos complicados. “A veces llegaban preguntando por el presidente y director general y le decían ‘Ahí está’, y respondían ‘Es que no lo veo’. Esperan a una señora o a un hombre o a un extranjero, pero cuando descubren que es una mujer joven y mexicana les rompo todo el paradigma, y a parte no soy hija del dueño y entonces es peor, es difícil en su mente entender cómo es que estoy ahí”, recuerda González.

No obstante, González afirma que, a base de determinación, disciplina y autoconocimiento, es posible para cualquier mujer alcanzar un puesto de alta dirección, y comparte sus tres claves para hacerlo:

  1. Vence tus miedos. “Puedes conocer cuáles son tus miedos y tus barreras mentales a través del autoconocimiento, y una vez que los identificas puedes eliminarlos.”
  2. Entrega resultados. “Al final, esto no es un club social, es una empresa, un mundo corporativo o de empresarios y tengo que dar resultados porque es mi carta de presentación, y cuando tienes buenos resultados de forma consistente todo el mundo te empieza a mirar.”
  3. Ten una red poderosa. “Tienes que conocer a todo el mundo y todo el mundo tiene que saber cómo te llamas, qué haces y cuán buena eres. Alguna vez necesitarás información, ayuda, incluso mentoría.”

Una cosa más. La presidenta de Nissan México enfatiza que es necesario dedicar tiempo a las tres: “Nada cae sólo por el talento, lo sueños no se cumplen si no se trabajan.”

Lee también: Mayra González, la primera mujer en dirigir Nissan Mexicana

 

El paso más difícil

Que ella haya alcanzado la cima corporativa, algo que aún le es negado al grueso de las mujeres en México, dice mucho de sus capacidades, pero también pone en evidencia los pendientes que tiene el país con ellas.

Para González, los dos grandes pendientes que México tiene con sus mujeres son el acceso a la educación e igualdad de oportunidades, que al final se traducirían en un cambio cultural, uno que, en pleno siglo XXI, sigue luciendo lejano: “A las niñas se les enseña ‘cuidado con tu vestido, no te vayas a ensuciar, tú, calladita, las niñas sí pueden llorar, tú no hagas esto porque es muy rudo, mejor dedícate a la casita del té’, pero quizá la niña quiere jugar futbol o la ingeniería mecánica, y es buena en ello, tenemos que romper la con los estereotipos, y la mejor manera de hacerlo es a través de la educación y de oportunidades.

Para la ejecutiva, empujar a las mujeres les ayuda a descubrir su potencial, “a veces hay que llevarlas al límite para que se atrevan”, y eso es algo que, dice, Nissan ha buscado desde hace muchos años.

“Nissan se caracteriza por ser una empresa sumamente diversa, es uno de nuestros valores y lo creemos fielmente porque el talento no tiene género, no tiene ni edad, ni preferencia sexual, ni religión, ni nacionalidad, es talento y viene en diferentes presentaciones lo que buscamos es que siempre haya igualdad de oportunidades para que puedan competir tanto hombres como mujeres, pero siempre la posición o el proyecto o lo que sea se lo lleva el más talentoso, pero todo tiene que estar basado en el talento,”, afirma.

Para ella, las mujeres deben prepararse y competir, pero también reconoce que en ocasiones dar ese paso cuesta mucho trabajo: “En Nissan promovemos mucho ese desafío, buscamos que en nuestras políticas siempre exista la inclusión, ya tenemos más mujeres en el comité directivo en comparación del año pasado, que fue un compromiso que hicimos, lo logramos ya tener más representación también incluso en la parte de manufactura que pudiera sonar complicado tener mujeres en las plantas, ahora con la implementación de nuestra tercera planta estamos incorporando un número muy importante de mujeres en la línea no sólo en la parte administrativa, en la línea, porque son buenas.”

La retención del talento es otro aspecto esencial para Nissan, por lo que en la actualidad tiene en marcha una serie de políticas para conseguirlo, entre ellas, “una política de maternidad que me atrevo a decir que es la mejor de la industria y seguro de muchas industrias, porque le damos oportunidad a las mujeres de una vez que tienen a sus bebés regresar hasta 6 meses después, eso no existe en México”, añade González, y detalle que además, las nuevas mamás laboran periodos de medio tiempo para que se puedan incorporar, “y les damos un coaching e como ser mamá trabajadora a través de una red de los mismos empleados porque nadie te enseña y nadie te entrena, nosotros lo tratamos de hacer”.

Lee también: La mujer que logró vender 350,000 automóviles

“Cuando yo doy una plática para empoderamiento de mujeres digo que no es para las mujeres, sino un reclutamiento de hombres porque ellos son el 50% del equipo y si no ayudan no entenderán lo poderoso que es incluir mujeres en los negocios, en la sociedad y en la educación. Si no escuchas ni ves a las mujeres discriminas el 50% de todo, de la población, del mercado”, explica.

Al final, el ascenso de Mayra a la esfera más alta de Nissan México no ha sido sencillo, pero ella ha logrado convertir todos sus desafíos en alicientes para subir escalones hasta la oficina de la presidencia: “Alguien me dijo alguna que yo tenía los 3 pecados: que era mujer, joven y mexicana, hoy le puedo decir que ésas han sido mis ventajas, por mucho.”

Mayra González participará en el Foro Forbes Mujeres Poderosas 2017 este 20 de junio.

 

Siguientes artículos

¿Caja idiota? Apple, Google y Roku se pelean por hacer “smart” tu TV
Por

Las viejas cadenas televisivas están cada vez más débiles, y las grandes compañías tecnológicas buscan arrebatarles el c...