Reírse de la muerte es parte de la cultura y de las tradiciones, incluso, los dos primeros días de noviembre son especiales para los mexicanos, pues aprovechamos para honrar a los fieles difuntos, a aquellos seres queridos que ya no están aquí.

Pero ¿qué hay de la prevención? En México, sólo 2% de la población previene su muerte y compra un plan de previsión funeraria, mientras que en otros países como España la tasa es de 55%.

En 2017, se registraron 699,450 defunciones en el país, de las cuales sólo 20,000 personas tenían un plan de previsión funerario, de acuerdo con Gayosso.

“Culturalmente, el mexicano no prevé ni ahorra ni se prepara para imprevistos importantes. A pesar de que tenemos la celebración del Día de Muertos, éste es un tema tabú y la gente no quiere pensar en que fallecerá una persona”, comentó Óscar Chávez, director de planeación y nuevos negocios de servicios funerarios.

PUBLICIDAD

Te puede interesar: Casa Ofrenda, un homenaje al Día de Muertos en La Roma

De igual manera, muchas veces no sabemos cómo reaccionar en caso de alguna emergencia o si algún familiar llega a fallecer en casa.

Del total de los decesos, alrededor del 40% de las personas pasó sus últimas horas de vida en su domicilio, por ello, a continuación, te dejamos algunas medidas que se deben tomar en dicho caso, según datos de la empresa funeraria.

1.Primero se debe llamar, inmediatamente, a un doctor para que haga el certificado médico de defunción, un documento legal oficial que acredita el fallecimiento de la persona y el cual puede ser necesario en trámites posteriores.

2.Es importante revisar que el certificado de defunción tenga la identidad del médico que expide el documento y señale las causas y circunstancias del fallecimiento, y que no existan errores en los nombres y apellidos del difunto.

3.“Si la muerte fue por causas naturales, no es necesario dar aviso a la policía, ya que de una muerte natural, se podría volver una muerte accidental y esto puede convertirse en un proceso en el Ministerio Público y posteriormente en el Servicio Médico Forense (SEMEFO)”, indicó la empresa.

4.Se debe gestionar mediante la agencia funeraria o directamente en el Registro Civil el acta de defunción, para ello será necesario el certificado médico de defunción.

5.Organizar una red de apoyo familiar, con los hijos, tíos, hermanos, primos y amigos. Se recomienda dejar que la empresa experta en el tema realice los preparativos del servicio funerario.

“Delega actividades específicas a las personas correctas. Por ejemplo, posiblemente una tía o una hija se podría encargar del cambio de ropa favorito del ser querido; o un amigo cercano podría encargarse de imprimir una foto y enmarcarla. La comunicación del lamentable suceso a todos los miembros de la familia es preferible que la realice un miembro no tan cercano a la persona fallecida”, añaden las recomendaciones de la empresa.

Puedes leer: Gayosso apuesta a lo verde para innovar su negocio

 

Siguientes artículos

Descuentos de 50% y meses sin intereses, los reyes del Buen Fin
Por

Se espera una derrama económica de 97,000 millones de pesos en el país, lo que significa un crecimiento del 5% en compar...