Por David Vargas

Las acusaciones de violación en contra del premio Nobel de la Paz Costa Rica, Óscar Arias Sánchez, aumentaron luego de que dos mujeres denunciaron situaciones similares cometidas por el expresidente costarricense en 1984 y 1990, quien fue acusado penalmente semanas atrás ante el Ministerio Público de ese país.

En la víspera se dio a conocer la denuncia que interpuso una psiquiatra y activista de la Campaña Internacional para Abolir las Armas Nucleares (ICAN por sus siglas en inglés) por hechos que ocurrieron en la residencia de Arias en diciembre de 2014.

Tras la publicación de dicha denuncia, otras dos mujeres realizaron acusaciones similares contra el premio Nobel de la Paz 1987.

Se trata de la periodista costarricense Nono Antillón, quien hizo pública esta acusación por redes sociales de hechos que ocurrieron en la precampaña electoral de Arias en el 84.

Así como Emma Daly, que acusó a Arias de tocamientos en 1990, cuando aún ocupaba la presidencia, mientras trabajaba para el medio costarricense The Tico Times, escribió en su cuenta de Twitter.

Arias Sánchez fue acusado penalmente semanas atrás ante el Ministerio Público costarricense por un caso de violación.

La mujer, de 35 años y de apellidos Arce von Herold, hizo pública la denuncia en una entrevista al semanario costarricense Universidad. Tras la publicación en línea, el diario estadounidense The New York Times reprodujo un artículo donde consta que Arce y su grupo de abogados les facilitó la denuncia, un documento de 10 páginas.

Arce relató que en una reunión en su casa realizada en diciembre del 2014, Arias Sánchez abordó a la ofendida por detrás, tocó sus partes íntimas y la besó a pesar de que la mujer rechazara el contacto.

A través de su abogado, Rodolfo Brenes, el expresidente Óscar Arias negó categóricamente la denuncia de la psiquiatra. “Con respecto a las informaciones publicadas el día de hoy, debo decir que rechazo categóricamente las acusaciones que se me hacen. Nunca he sido irrespetuoso frete a ninguna mujer, menos aún tratándose de su libertad de relacionarse con otra persona.”, manifestó a través del comunicado.

Arias declaró en el mensaje que se defendería en los tribunales y que no se referiría más al caso.

La noticia de la denuncia fue reproducida ayer martes 5 de enero por medios internacionales en la región y en otros continentes. Diarios como The Guardian en Inglaterra, Clarín en Argentina, El País y La Vanguardia en España, la cadena CNN en Español, el canal estadounidense Univisión, además de agencias de noticias globales.

Tras la publicación de la denuncia, otras dos mujeres denunciaron situaciones similares cometidos por el expresidente costarricense en 1984 y 1990. Se trata de la periodista costarricense Nono Antillón, quien hizo pública esta acusación por redes sociales de hechos que ocurrieron en la precampaña electoral de Arias en el 84. Emma Daly acusó a Arias de tocamientos en 1990, mientras trabajaba para el medio costarricense The Tico Times, a través de su cuenta de Twitter.

Óscar Arias Sánchez, figura influyente de la política costarricense, figura actualmente como imputado en un caso contra él y su exministro de Ambiente, Roberto Dobles, por haber declarado de interés público y conveniencia nacional la explotación minera en la zona de Crucitas, San Carlos, al norte de Costa Rica, en contra de la legislación costarricense.

 

Siguientes artículos

2.7 millones de panameños podrán votar en elecciones de mayo: TE
Por

El Tribunal Electoral anunció que del total de votantes, 50.2% son mujeres y 49.8% son hombres.