Hoy, una de las modalidades de crecimiento y expansión de negocios más exitosas en el ecosistema empresarial es la de fusiones y adquisiciones (M&A, por sus siglas en inglés), que consiste en la compra de una empresa por parte de otra, o bien, la unión de dos empresas, dando lugar a otra de mayor tamaño, potenciando la posibilidad de ganar dimensión, competitividad y beneficios.

En este sentido, el estudio KPMG 2023 M&A in Latam Survey revela que México ocupa el primer lugar entre los países más atractivos para el M&A con 79% de popularidad en la región, seguido por Brasil con 40%, Costa Rica, Chile y Colombia con 37%, 33% y 34% respectivamente.

La investigación publicada por KPMG revela que, ante la incertidumbre financiera en la economía mundial, la modalidad de fusiones y adquisiciones está en aumento dentro de América Latina, con respecto a otras regiones del mundo como Europa y América del Norte.

Ante este alentador panorama, el sector de tecnología lidera el interés de los inversionistas sobre la expansión de M&A en la región, seguido por servicios financieros, energía, agricultura y manufactura.

Ignacio García de Presno, Socio Líder de Deal Advisory & Strategy de KPMG México y Líder del Clúster de México y Centroamérica, afirma que la tendencia nearshoring ha repercutido favorablemente en la inversión extranjera en México, junto con el conflicto comercial entre algunos países y el aumento de precios de energía en la Unión Europea. “Nuestro país está experimentando un aumento de las exportaciones hacia Estados Unidos en los sectores de electrónica, metales, automotriz y maquinaria”.

La anatomía de una buena operación

Empresas e inversionistas buscan que las compañías que adquieren sean financiera y operativamente sólidas, que estén localizadas en un mercado fuerte y que sean dirigidas por equipos con visión de futuro. Sin embargo, aunque cuatro de cada cinco encuestados afirma que su operación de M&A más reciente en América Latina fue un éxito, el proceso no siempre fue fácil. Algunos de los aspectos mejor calificados entre inversionistas son -en primer lugar- un buen gobierno corporativo, seguido por la calidad en la estructura financiera, infraestructura física (por ejemplo, activos físicos), desempeño en iniciativas ambientales, madurez en TI de las empresas, calidad en recursos humanos y desempeño en iniciativas para mejorar la sociedad en general.

Si bien es cierto que en la región existen diversos riesgos para el M&A, los inversionistas consideran que merece la pena asumirlos. 51% realizará operaciones en los próximos dos años, mientras que 44% prefiere otros territorios para invertir en estas transacciones debido a los riesgos macroeconómicos.

¿Por qué sí hacer negocios en América Latina? KPMG responde:

1. Entrar a nuevos mercados

2. Oportunidades de crecimiento en sectores específicos

3. Aprovechar las ventajas derivadas del crecimiento económico general

4. Diversificar la exposición de riesgo

5. Calidad y calor de la mano de obra

“El hecho de que México tome la delantera como la nación más atractiva para la actividad de M&A indica un cambio en las preferencias de inversionistas, ya que Brasil, por su tamaño, estabilidad, recursos naturales y ubicación estratégica había sido tradicionalmente la opción predilecta. Por otro lado, el que Costa Rica ocupe el tercer lugar, incluso por encima de economías latinoamericanas más grandes, obedece a que actualmente es considerado un país fuerte y estable que apuesta por el medio ambiente y que se ha dedicado activamente a atraer inversión”, concluye el especialista Ignacio García de Presno.

 

Siguientes artículos

H&M-CEO-ventas-competencia
H&M refuerza su estrategia de marcas de terceros mientras se intensifica la competencia online
Por

Su estrategia de mercado, lanzada el año pasado, tiene por objeto desafiar a marcas online a medida que se intensifica l...