Su más reciente apuesta para ganar terreno en un mercado que generaría 1 billón de dólares en los próximos 20 años.

 

Reuters

TOULOUSE, Francia – El más reciente modelo de avión de pasajeros europeo, el Airbus A350, hizo su primer vuelo el viernes y su jefe de ventas declaró que es tan silencioso que quienes viven cerca de los aeropuertos ni siquiera lo sentirán, abriendo un nuevo frente en la batalla contra su rival estadounidense Boeing Co.

PUBLICIDAD

La aeronave de peso liviano, hecha a base de fibra de carbono reforzada con plástico, voló por sobre la fábrica de Airbus en Toulouse para saludar a los trabajadores antes de concluir un viaje inaugural de cuatro horas que, según las autoridades de Airbus, superó las expectativas.

Observado por más de 10,000 personas, entre empleados y espectadores, las redondeadas alas del avión atravesaron las nubes por encima de la fábrica en el suroeste de Francia y sobrevolaron los Pirineos.

El vuelo es la culminación de ocho años de diseño y desarrollo con un costo estimado de 15,000 millones de dólares.

El entusiasta jefe de ventas de Airbus, John Leahy, no perdió tiempo en señalar los beneficios de la aeronave luego de que sus dos motores Roll-Royce impulsaran el A350 por la misma pista que el supersónico Concorde usó para despegar por primera vez hace 44 años.

“¿Oyeron lo silencioso que fue? Vamos a establecer nuevos estándares (…) La gente que esté en los aeropuertos no se enterará de que estamos despegando”, dijo Leahy.

Se trata de un hito para la unidad de EADS en su intento por alcanzar al 787 Dreamliner de Boeing en las ventas de una generación de aviones de peso liviano diseñados para ahorrar combustible y dañar menos el medio ambiente.

Boeing fue el primero en cruzar la línea con el uso de los revolucionarios materiales de carbono, y su Dreamliner hasta el momento ha superado al A350 en ventas, entregando 833 naves a 57 clientes.

Con ventas de 613 aviones a 33 clientes, Airbus espera alcanzar y también desafiar al avión de metal y mayor tamaño 777, del fabricante estadounidense, en parte gracias a su bajo ruido.

Se espera que la competencia por los aviones de fuselaje ancho domine la exhibición de la industria aérea en París la semana próxima, cuando el A350 espera realizar un nuevo vuelo ante el presidente de Francia, Francois Hollande, que visitará el evento el viernes.

“Estoy hablando con aerolíneas para programar pedidos en el futuro cercano. Creo que van a tener algunos anuncios muy pronto”, dijo a Reuters Leahy.

Airbus está ultimando pedidos de Singapore Airlines, Kuwait Airways y Air France y espera sumar un nuevo cliente en el evento que tendrá lugar del 17 al 23 de junio, según analistas.

Boeing espera un mercado valuado en un billón de dólares para una categoría de aviones de pasajeros de mediano tamaño y trayectos largos para los próximos 20 años, y el A350 y el 787 están compitiendo por obtener la cuota más grande de ese total.

A pesar de ser más caro que otras aeronaves con un precio de lista de unos 300 millones de dólares, el interés comercial del A350 descansa en un ahorro de combustible de alrededor de un 25%, en comparación con aviones ordinarios.

Asimismo, las compañías aeroespaciales afrontan presión para reducir las emisiones y el ruido para cumplir con regulaciones más estrictas a nivel global.

Al respecto, Airbus dijo que el A350 está hasta 16 decibeles por debajo de las exigencias internacionales. Por su parte, Boeing indicó que su 787 tiene una huella de ruido menor a la de otros aviones de fuselaje ancho.

 

Siguientes artículos

Los polémicos 88 millones de Granier
Por

Luego de que el ex gobernador de Tabasco, Andrés Granier presumiera poseer 1,000 camisas y 400 pares de zapatos, y de qu...