‘Viva México, güey’. Con esa expresión, natural y mexicana, Luka Doncic, estrella de los Dallas Mavericks, anuncia el inicio del festín de la NBA en la Arena Ciudad de México.

El sonriente esloveno es una de las grandes figuras de la mejor liga del mundo. Este jugador atrae los aplausos y los vítores, apenas es anunciado. El público tricolor sabe que Doncic tiene el palmarés de haber sido Novato del Año en 2019.

“MVP, MVP”, corea la Arena en cuanto el europeo le encesta a los Detroit Pistons en el encuentro del jueves, el primer de dos en la capital del país. El siguiente será el sábado 14 entre los Phoenix Suns y los San Antonio Spurs.

Doncic corresponde con encestes y los fanáticos al deporte ráfaga se le entregan. Ambas partes disfrutan de un espectáculo digno de la NBA.

“Es un gran basquetbolista, tiene virtudes como todos nuestros jugadores y realmente entiendo que lo amen”, reconoce Mark Cuban, dueño de los Mavericks, en entrevista con Forbes México.

En las gradas, los seguidores de Dallas lucen los jerseys de con el nombre del esloveno, los presumen orgullosos, aunque su apellido se entremezcla con otros que son reconocidos por el público tricolor como Eduardo Nájera y Dirk Nowitzki.

Como rival, Doncic tiene enfrente a Blake Griffin de los Detroit Pistons. Quizá, no es tan carismático, pero tiene a sus fans apoyándolo.

Incluso, hay un fan que tiene su fotografía, trata de enseñársela, pero Griffin simplemente no le hace caso.
La Arena Ciudad de México se divierte con ambas estrellas. Pero Doncic saca ventaja. Sabe decir ‘güey’ y esa palabra enamora a los fans de la NBA en México.

Te recomendamos: Capitanes de CDMX se convierte en el primer equipo de NBA G League

 

Siguientes artículos