Por Gerardo Flores*

Todos los días interactuamos, de alguna u otra forma, con diversos servicios al mismo tiempo. El auge de esas interacciones en el mundo digital es, cada vez, más común y ahora son utilizadas como parámetro para medir la eficiencia y calidad de lo que ofrecen las empresas. Los clientes o usuarios se han convertido en un portal de información que puede ayudar al crecimiento de los negocios, por eso es importante generar una buena relación cliente-negocio en la que la inmediatez y el flujo de información debe ser parte medular de la evolución de las empresas a través de la experiencia del usuario.

En este cambio, ligado a la tecnología, las empresas tienen la oportunidad de estar más cerca de su público objetivo, gracias a la integración del software y del desarrollo de la tecnología en el ámbito empresarial y de transformación digital que están adoptando en su actual estrategia de negocios para el conocimiento del comportamiento de los servicios o productos frente a los consumidores. Desde la reserva de un vuelo o la compra de enseres de canasta básica, a través de aplicaciones móviles o la web, el mundo está acostumbrado a usar servicios digitales buscando rapidez, practicidad, calidad y, sobre todo, una experiencia positiva y contacto directo con la compañía.

Puede parecer mentira que, con la transformación digital de las empresas, los ingresos, la eficiencia operacional y hasta el porcentaje de satisfacción de los clientes presenten un aumento de, aproximadamente, 40%; sin embargo, la forma de hacer los negocios ha cambiado de tal modo que es posible alcanzar esta cifra a través de un modelo en el que las compañías ofrecen servicios o productos con un valor agregado, a la velocidad de un clic.

PUBLICIDAD

Los procesos de negocio exigen una respuesta automática sin poner en riesgo la seguridad de la información ni el tiempo de implementación que se traduce en objetivos de retorno de inversión; esto debe ser el corazón de la estrategia de la transformación digital de cada organización.

Y es que ya no estamos lejos de la completa digitalización. Hoy en día, la banca, el comercio electrónico, la masificación de los canales digitales, por mencionar algunos, son parte de la vida diaria y pasan casi desapercibidos. El verdadero reto se queda del lado de las empresas, tras bambalinas, pero es un reto alcanzable y completamente tangible. La utilización de soluciones inteligentes que contribuyan al desarrollo de los negocios es primordial, preferentemente, a través de la inversión y el respaldo de tecnologías integrales que brinden agilidad en procesos, reducción de gastos y la anhelada satisfacción de los clientes y usuarios.

El alcance final de la digitalización de los negocios es una elevación infinita y evolución constante de los modelos en nuestro país y el mundo. Todas las empresas pueden avanzar copiando los pasos agigantados de la tecnología; establecer una estrategia completa que considere la integración de los procesos de TI con los de la mercadotecnia puede ser la clave para seguir o quedarse.

*Gerardo Flores, es Director general para CA Technologies México.

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Regular para competir e innovar: Empresas Fintech
Por

Se está discutiendo un proyecto de iniciativa de Ley para regular a las empresas Fintech. Esta nueva industria puede mej...