Por Oscar González Escárcega*

Aunque México ha dado pasos importantes en el tema de género en el campo laboral, aún falta camino por recorrer para alcanzar niveles de algunos países europeos, y más en sectores que tradicionalmente han sido dominados por hombres, como los de la construcción e ingenierías.

La directora general de Kone México, Alicia Bandala, tiene amplia experiencia en esto. Creció en el seno de una familia de técnicos especialistas en diferentes disciplinas, acostumbrados a “meter las manos” y a convivir con todo tipo de trabajadores del sector; eso lo vivió desde chica y fue determinante para su futuro.

Su padre quería que su hermano hubiera sido el ingeniero de la familia, pero su vocación más analítica lo llevó a estudiar otra carrera. Alicia, entonces, recibió todo el apoyo familiar para acceder a la denominada área uno de preparatoria, relacionada con las ciencias físico–matemáticas, necesarias para estudiar alguna ingeniería.

PUBLICIDAD

El camino ascendente siguió y finalmente obtuvo el título de ingeniera Mecánica-Eléctrica con especialidad en electrónica por la Universidad La Salle. Alicia recuerda que sólo tuvo tres compañeras mujeres durante la carrera. Todos los demás en su grupo eran hombres. Desde ahí comenzó a aprender a “lidiar” con ellos.

“Había una relación de 9 hombres por una mujer. Hoy, a la distancia, somos un grupo muy unido que nos vemos con frecuencia. Las cosas han cambiado y, sin tener números oficiales, por lo que me comenta mi sobrina, ya son casi 40% mujeres y 60% hombres en algunas ingenierías”, dice en entrevista Alicia Bandala a Forbes.

Esa ha sido la realidad desde hace muchos años de la responsable de las operaciones de primera línea en Kone México y de las operaciones de distribución en América Latina: convivir y negociar con hombres desde la universidad hasta el presente (ingenieros, arquitectos, técnicos, CEO, CFO, etc.).

También puedes leer: Emprendimiento femenino, sin terreno parejo en México

La directiva de Kone México considera que lo que podría ser una buena fórmula para tratar y negociar como mujer en un sector tradicionalmente de hombres, es la de “demostrar una actitud de que no es una mujer la que esta negociando con un hombre, Hay que dejar claro de que es un profesional negociando con otro profesional y punto, sin importar que sean hombres o mujeres”.

Para lograrlo, continuó, hay que tener todas las bases técnicas y profesionales, los conocimientos totales de lo que se va a negociar a construir o a vender, “así ocurre ahora”, expresó. Sin embargo, no siempre fue igual. “Al principio de mi carrera, al llegar a una conferencia o a alguna negociación, era como un foco de intriga. Se daba automáticamente un silencio incómodo por la ingeniera que llegaba”, recuerda Alicia Bandala.

La ejecutiva comenta que a lo largo de su carrera se ha enfrentado a casos muy puntuales de gerentes o jefes que no gustaban de tratar con mujeres, les sugerían a sus subordinados que no la llevaran a la negociación y que mejor se entendieran entre hombres, porque las mujeres debían quedarse en sus casas.

Con más de 20 años de experiencia en el sector comercial y de servicios y ocho en Kone México, Alicia Bandala evolucionó junto con la empresa de movilidad vertical y sus conocimientos en ingeniería la han ayudado a negociar productos tan sofisticados como elevadores que se manejan desde la nube o cables de fibra de carbono.

Antes de unirse a Kone, Alicia fue la directora de nuevos negocios de Johnson Controls de México, donde fue responsable del negocio de sistemas de nuevas construcciones y supervisó 13 gerentes en Centro y Sudamérica. Esa preparación profesional, junto con las bases que su familia le dio, son las armas perfectas para negociar exitosamente en un sector dominado todavía por hombres, asegura.

*El autor es periodista de negocios.

 

Siguientes artículos

Emprendimiento femenino, sin terreno parejo en México
Por

En México sólo el 11.2% de las mujeres emprenden, mientras que, en otros países de Latinoamérica como Perú, el 29% lo ha...