El presidente electo Andrés Manuel López Obrador aceptó someter a consulta ciudadana su planteamiento de no castigar la corrupción de funcionarios previa al inicio de su gobierno.

Desde el lunes, el próximo mandatario ha asegurado en entrevistas y eventos que no busca la venganza y que considera que en caso de perseguir la corrupción pasada, podría poner en riesgo la estabilidad política del país.

Lee también: AMLO dice que no habrá persecución contra presuntos corruptos

En entrevista ayer con Ciro Gómez Leyva, en Imagen Televisión, López Obrador afirmó que si hubiera presión ciudadana, sí buscaría enjuiciar a los acusados de corrupción y, como no busca la simulación, comenzaría con los niveles superiores, es decir, con los expresidentes.

PUBLICIDAD

A la pregunta de por quién empezaría, el presidente electo dijo que por Carlos Salinas de Gortari.

Este miércoles, en entrevista con Carmen Aristegui, el futuro titular del Ejecutivo reiteró su visión y advirtió que al perseguir a todos los corruptos no alcanzarían las cárceles y los juzgados.

Asimismo, consideró que un enjuiciamiento a los expresidentes sería “conspirar en contra de la estabilidad política del país”.

“Desatamos (a los demonios), nos empantanamos, se suelta la confrontación entre los mexicanos, porque tendríamos que enjuiciar a Salinas, (Ernesto) Zedillo, (Vicente) Fox, (Felipe) Calderón y (Enrique) Peña Nieto, y habría demasiado escándalo, y no podría hacer lo que quiero hacer para acabar con la corrupción”, sostuvo.

En el mismo sentido, señaló que durante su campaña nunca ofreció encarcelar a los políticos por actos de corrupción, ya que eso generaría un conflicto peor que el vivido en los últimos años en Brasil.

“Le haríamos más daño al país que beneficios si desatamos una cacería de corruptos. Me interesa un cambio de régimen. Lo que ya está en curso continúa porque no soy absoluto, yo no soy dictador, pero como titular del Ejecutivo no voy a perseguir a nadie, no es mi fuerte la venganza, quiero justicia, no venganza”, afirmó.

Agregó que está a favor de un “punto final”, con el cual los actos de corrupción que se comentan a partir del 1 de diciembre serán castigados con nuevas leyes para que la corrupción sea considerado un delito grave.

“Hacia adelante cero corrupción y cero impunidad”, ofreció López Obrador.

No obstante, Aristegui le cuestionó si aceptaría una consulta para decidir si se juzga o no a los expresidentes y el mandatario electo aceptó.

“¿Crees que el presidente debe promover que se juzgue para que haya justicia y no se persigan chivos expiatorios y se revisen responsabilidades por corrupción a Salinas, Zedillo, Fox, Calderón y Peña”, dijo el futuro presidente que debería ser la pregunta.

Esta consulta se haría tras las reformas legales para agilizar este mecanismo de democracia participativa y sería organizada ya por el Instituto Nacional Electoral (INE).

Por otra parte, el fundador de Morena defendió la conformación de su Consejo Asesor Empresarial y descartó que tengan mayor peso en él los directivos de las televisoras del país.

Al respecto, mencionó que Ricardo Salinas Pliego, dueño de TV Azteca, fue el primero que se le acercó para ofrecerle su apoyo y le propuso algunos nombres. Sin embargo, aclaró que la lista de empresarios en el Consejo se ampliará y que éstos sólo tendrán un papel honorífico y no incidirán en las políticas públicas.

“Yo no voy a traicionar al pueblo ni a mis principios. Mi amo es el pueblo de México“, expresó.

El presidente electo insistió aquí que en su gobierno hará una separación entre el poder político y económico, tal como Benito Juárez separó la iglesia católica del Estado.

Pese a todo, ante la insistencia de Aristegui, López Obrador ofreció también someter a consulta el papel de su Consejo Asesor Empresarial con la pregunta “¿Crees que AMLO deba tener un grupo asesor de empresarios en el que participe Ricardo Salinas Pliego (TV Azteca), Bernardo Gómez (Televisa) y Olegario Vázquez  Aldir (Grupo Imagen), entre otros?

Una última pregunta que incluiría esta nueva consulta sería sobre la creación de la Guardia Nacional que impulsa el mandatario electo.

“¿Crees que el Presidente de la República debe promover o no una Guardia Nacional para México?”, sería la pregunta para los ciudadanos.

ONGs y especialistas piden a AMLO dar marcha atrás en Guardia Nacional

 

Siguientes artículos

Avanza en Senado la reforma para que Taibo dirija el FCE
Por

Con la aprobación del dictamen en comisiones, se prevé que el jueves sea discutido y aprobado por el pleno de la cámara...