Investing.com.- En la noche del jueves presentaban dos de las grandes tecnológicas sus resultados. Tanto Amazon (NASDAQ:AMZN) como Alphabet (NASDAQ:GOOGL), matriz de Google, rindieron cuentas trimestrales y el mercado tomó nota de las cifras.

En concreto, la compañía de Jeff Bezos obtuvo entre enero y junio unos beneficios de 6,186 millones de dólares, lo que supone un 48.6% más que los 4,163 millones de dólares ganados en el mismo período del año anterior. A pesar de ello, quedó por debajo de las expectativas del mercado.

Por su parte, Alphabet explicó a través de un comunicado este jueves que obtuvo un beneficio de 16,604 millones de dólares (14,897 millones de euros) entre enero y junio, lo que supone un aumento del 31.82% con respecto al mismo período del año anterior.

Sundar Pichai, el CEO de Google, ha señalado que “desde las mejoras en búsquedas, mapas y el asistente de Google a nuevos lanzamientos en IA, el creciente cloud y la oferta de hardware” está expectante por el momento que vive la compañía que dirige.

Los datos, en principio, parecen buenos para ambas compañías, pero hay varias claves para que uno y otro encaren la jornada de este viernes de manera diferente sobre el parqué. Amazon cerró con caídas del 1.7% el after hours mientras que Alphabet acabó subiendo más de un 7% tras el cierre de mercado.

También lee: Actividad económica de México se paraliza en mayo; aviva temor de recesión

Los costes y el BPA no convence en Amazon

A Amazon no le ha servido tener la segunda mejor cifra de ventas en el segundo trimestre de toda su existencia. Tampoco le ha servido batir las previsiones de los analistas. La compañía obtuvo un total de 63,400 millones de dólares.

No obstante, esto quiere decir que no ha sido el mejor de todos los tiempos por lo que ha pesado en los inversores. Para el próximo trimestre, la compañía espera alcanzar unas ventas de entre 66,000 y 70,000 millones de euros, lo que se traduce un crecimiento del 17 al 22%.

Lo que no gustó al mercado es el beneficio por acción de Amazon ya que los analistas esperaban 5.56 dólares y finalmente se ha quedado en los 5.22 dólares.

Los analistas también han mostrado su preocupación por los costes de la compañía. El propio consejero financiero de la empresa, Brian Olsavsky, reconoció que alargar un día más el Prime Day y el intento por la entrega rápida de los paquetes han provocado “un castigo en los costes”.

Además, la compañía aseveró que buena parte de los costes se están destinando a la mejora de la logística y al funcionamiento de los almacenes de manera más óptima.

Wall Street también recela de que el crecimiento de AWS fuese del 37% interanual, por debajo del 41 % registrado en abril.

Alphabet sale adelante

La compañía que sí celebró por todo lo alto sus resultados fue la matriz de Google. Alphabet se repuso a la multa de la Comisión Europea de la mejor manera. En concreto, la firma estadounidense facturó 38,944 millones de dólares, superando las previsiones de los analistas que se situaban en los 38,100 millones. Esto supone una mejora de los ingresos del 19%.

Otro de los motivos por los que los analistas han alabado la gestión de Google es el beneficio neto que ha alcanzado casi los 16,000 millones de dólares, a pesar de provisionar más de 1,500 millones para hacer frente a la multa de la CE. Esto supone un 36% más que el anterior.

La diversificación de sus negocios también son motivo para que Alphabet repuntase en el after hours, y previsiblemente lo haga en Wall Street. “Alphabet sigue siendo un gran éxito en el espacio tecnológico. La empresa lidia con éxito con la nueva normativa de privacidad en Europa que parece haber tenido un impacto limitado en su negocio publicitario. Así, su gasto en las nuevas áreas de la economía digital, como la computación en la nube y los vehículos de conducción autónoma, ha favorecido su diversificación de ingresos más allá de su negocio de publicidad digital”, explica Haris Anwar, analista de Investing.com.

Indudablemente, otro de los grandes motivos por los que Alphabet llegó a subir más de un 10% en el after hours es el incremento en el BPA. Los analistas esperaban 11.10 dólares por acción y finalmente fue de 14.21 dólares.

Te recomendamos: Diputados de Morena quieren poner IVA a las compras en Amazon, Uber y Airbnb

 

Siguientes artículos

Banorte descarta también escenario de recesión en México
Por

El grupo financiero señaló además que no ve alertas de riesgos en el crédito a consumo, tan solo 'pequeños semaforitos'....