Los cambios en el ser humano se generan por dos grandes fuerzas, una externa, que viene de afuera hacia dentro, o bien, una dentro de ti cuando decides cambiar.

Lo que está sucediendo en el mundo es sorprendente, vivimos en una disrupción constante, el cambio es inevitable. Es increíble la forma en que está cambiando el mercado del retail, los establecimientos están en serios problemas. Hoy Amazon es el retailer más grande del mundo, mientras que WeChat en china está alcanzado a WhatsApp en número de usuarios. Fortune registra nuevos millonarios cada semana, jóvenes y atletas que generan grandes riquezas en un abrir y cerrar de ojos, indiscutiblemente el progreso depende de acciones de calidad.

Nuestro propio entorno se ve afectado; la familia, el trabajo, los negocios, el país. Sin duda, esto nos lleva a girar la atención hacia nuestro interior, a elevar el nivel de conciencia para poder vivir con una mejor intención y, sobre todo, tomar las acciones correctas. Hoy cada vez más personas tienen la necesidad de hacer un cambio en sus vidas, sin embargo, no tienen claridad acerca de qué decisiones tomar y peor aún, no cuentan con la necesidad o el hambre para accionar, pues no han encontrado su propósito. No es fácil, sin embargo, es posible.

La transformación acelerada de un mundo exterior demanda que transformemos nuestro mundo interior para poder mantener el paso.

PUBLICIDAD

La calidad de vida no depende del dinero. Nuestros pensamientos, la salud, el tiempo y nuestras relaciones con los demás son fundamentales, la habilidad de estar en el presente y disfrutar, conectar con algo mayor y dejar el ego a un lado.

Mis recomendaciones:

  • Eleva tu nivel de conciencia. Esto te ayudará a vivir con mayor intención y a tomar acciones de mayor calidad. Una vida bien vivida, es una vida con intención, entre más intención, más claridad, entre más claridad, más fortaleza en nuestras vidas.
  • Desarrolla hábitos que te permitan ser consistente en lo que realmente buscas para ti. Entre más disciplina, más tiempo para hacer lo que amas en la vida.
  • Conecta con tu pasión, concéntrate en lo que amas, la vida es única y depende de ti que tus días sean extraordinarios. Visualízate en 12 meses y ve tu año en retrospectiva.
  • Cuando dejamos de aprender, dejamos de crecer, cuando dejamos de crecer, dejamos de progresar, cuando dejamos de progresar comenzamos a morir.
  • Sirve a los demás, al final no sólo se trata de nosotros. El liderazgo moderno no es una capacidad es una mentalidad. Entrégate a los demás, contribuye en tu familia, en tu trabajo, en tu comunidad, en tu país.

Dentro de este gran contexto, ¿tienes una gran aspiración para una mejor calidad de vida? ¿qué puedes hacer diferente?

No dejes de trabajar en tu mundo interior. ¡Es tu momento y es el ahora!

Sé extraordinario, da lo mejor de ti.

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Vender puede ser expresión más grande de amor
Por

Mi primer trabajo fue en un lugar donde se aplicaban técnicas de mucha presión al vender, éramos como el Lobo de Wall St...