Piotr Malachowski es uno de los mejores lanzadores de discos del planeta. Este ganador de la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008, posee uno de los cinco lanzamientos más largos de la historia: 71.84 metros.

En Río 2016 casi obtiene el oro, superado solo por un competidor alemán. Regresó a Polonia con otra presea plateada.

El deportista le llovieron cartas felicitándolo, pero hubo una que lo sacudió. Se trataba de una madre desesperada por su ayuda, cuenta el sitio web upwhorty.com.

PUBLICIDAD

La carta fue escrita por una mujer de nombre Goshi sobre su hijo de 3 años, Olek, quien sufre una rara forma de cáncer conocida como retinoblastoma, conocida como cáncer de ojo. Aunque la enfermedad es tratable, la única forma de salvar la vista del niño era llevarlo a Nueva York para un tratamiento con un oftalmólogo.

Entonces Malachowski decidió ayudar. La organización Siepomaga había juntado una cantidad significativa para el tratamiento del joven polaco, pero aún faltaba mucho para los 126,000 dólares. El atleta olimpico ofertó el bien más valioso que tenía: su medalla de plata.

A través de una subasta, el medallista colocó la presea. La cadena ESPN reportó que la medalla alcanzó un valor de 19,000 dólaers antes de que llegara la oferta final y, aunque no reveló el monto de venta final,  Malachowski dijo que el precio fue suficiente para cubrir el tratamiento de Olek.

 

Siguientes artículos

peso-dolar-remesas
Peso y BMV cierran semana con pérdidas
Por

El peso cerró la semana con una depreciación de 1.98%, mientras que el Índice de Precios y Cotizaciones tuvo una baja se...