Por Per Rosen*

De acuerdo con un estudio reciente de Accenture, el 80% de los empleados de la industria están emocionados sobre el cambio que la tecnología les brindará.

La industria ha vivido grandes transformaciones durante la última década. Históricamente, el crecimiento ha sido impulsado por las economías de escala, hoy en día, habilitada por la digitalización y la automatización, la mayor parte del crecimiento de ella proviene de compañías que están fuera de las 100 CPG más grandes. Los disruptores digitales de la industria constituyen solo el 10% del mercado, pero generan el 20% de su crecimiento.

Este incremento se basa en el uso de canales en línea, curaduría de ofertas, personalización de productos, uso de nuevos modelos de negocios digitales, incremento de experiencias y atención a intereses de nicho, lo cual sólo se puede brindar a través de sólidas capacidades digitales y analíticas. Las empresas tradicionales pueden usar la automatización y el aumento para ponerse al día, pero, la verdadera captura de valor comienza con la determinación de cómo usar la tecnología para maximizar la productividad humana.

PUBLICIDAD

Impulsar el crecimiento futuro en la industria, significa que se debe adoptar la transformación digital para empoderar a las personas y trabajar de diferentes maneras:

  • Pensar en los co-bots, no en los robots. La interfaz hombre / tecnología no es un juego de suma cero. El valor real proviene de identificar cómo la tecnología puede potenciar cada capacidad humana. El 43% de los ejecutivos de la industria de Bienes de Consumo automatizan las tareas principalmente para reducir costos y aumentar la eficiencia.
  • Tu gente da la bienvenida al cambio. El 86% de los trabajadores de la industria están listos para participar en la transformación digital del trabajo. La fuerza laboral sabe que las tecnologías digitales están cambiando el futuro del trabajo, y prefieren estar en una organización que está aceptando las oportunidades de la disrupción digital, en lugar de jugar a alcanzarla.
  • Nuevas habilidades y roles son un hecho. A medida que las empresas de la industria se dirigen hacia tecnologías de automatización y aumentación, no hay un solo rol que no se vea afectado de alguna manera. Las empresas tradicionales permanecerán, pero muchos serán irreconocibles en tan solo cinco años.

Para crear la fuerza de trabajo del futuro, los líderes deberán:

  • Mezclar habilidades. Las habilidades humanas correctas, como el pensamiento complejo y el razonamiento de orden superior, son los diferenciadores estratégicos del mañana.
  • Aplicar el sentido común. La confianza entre humanos y máquinas es clave para trabajar bien juntos. Las organizaciones pueden conducir el desarrollo de estas habilidades en la dinámica humano-máquina.
  • Empoderar los límites. Los humanos aumentados tienen acceso rápido a la información, lo que requiere una estructura organizacional que fortalezca esta dinámica.
  • Obtener resultados rápidamente. Los centros de capacitación pueden ayudar a las organizaciones a comprender cómo la unión entre humanos y máquinas puede tener un impacto ahora.
  • Explorar nuevos terrenos. Al dedicar tiempo y recursos a la experimentación, las empresas se anticipan al cambio.

Los líderes de la industria son los que invertirán en la automatización encabezada por la fuerza laboral del futuro, para impulsar el crecimiento y la eficiencia. Adaptarán y aprovecharán continuamente la tecnología para liberar la productividad humana y transformar el futuro del trabajo.

*Socio Director de la industria de Productos, Accenture México

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

La beta de Sky: encantador mundo por explorar
Por

Luego de encontrar reconocimiento crítico con sus primeros videojuegos, el estudio independiente thatgamecompany apuesta...