La Unión Europea se impacienta por el lento avance de las reformas, y podría presionar racionando la ayuda.

 

Reuters

MIKKELI – El próximo tramo de la ayuda internacional para Grecia podría ser dividida en cuotas, dijo el viernes el principal funcionario económico de la Unión Europea.

PUBLICIDAD

Atenas espera que los ministros de finanzas de la zona euro firmen para la entrega del próximo tramo de ayuda por 8,100 millones de euros (mde) cuando se reúnan el lunes, aunque funcionarios griegos han admitido que el país no cumplirá con metas de reformas del sector público cuando acabe un plazo el fin de semana establecido por sus prestamistas internacionales.

Sin embargo, el viernes el comisario europeo a cargo de asuntos económicos y monetarios, Olli Rehn, confirmó lo que muchos funcionarios han expresado en privado en medio de una creciente frustración con el lento ritmo de reformas de Atenas: que el tramo podría ser dividido en varias cuotas.

“Es posible, pero no seguro”, declaró Rehn durante un seminario en Mikkeli, su ciudad de origen en Finlandia, cuando le preguntaron por el tema. “Todo depende de si Grecia puede cumplir con todos los requerimientos con los que están comprometidos”, agregó.

Rehn agregó que las negociaciones que involucran al Fondo Monetario Internacional, a la Comisión Europea y al Banco Central Europeo –la troika que supervisa el rescate a Grecia– “continuarían durante el tiempo que sea necesario”.

El euro se debilitaba levemente contra el dólar tras los comentarios de Rehn, a 1.288 dólares.

Grecia se ha mantenido a flote por rescates de emergencia desde mayo de 2010, pocos meses después del comienzo de una crisis de deuda que provocó réplicas en toda la zona euro y amenazó con sacar a Grecia del bloque monetario común.

El último tramo es una de las más grandes inyecciones que Atenas, rescatada dos veces, debería recibir como parte de un paquete de rescate financiero por 240,000 millones de euros que expira a fines del 2014.

El país necesita el dinero en parte para pagar 2,200 millones de euros de bonos que vencen en agosto.

Los despidos en el sector público, que deben ser implementados junto a privatizaciones estatales como condición para recibir ayuda, son un tema incendiario en Grecia, sumida en la recesión por sexto año consecutivo y con un desempleo récord.

 

Siguientes artículos

Masisa invertirá 132 mdd en México
Por

Espera visto bueno del regulador mexicano para ampliar su complejo industrial de Durango.   Reuters SANTIAGO...