Notimex.- El Banco de Inglaterra acordó este jueves elevar sus tipos de interés un cuarto de punto hasta el 0.75% y mantener sin cambios su programa de compra de activos en 435,000 millones de libras (casi 568,000 millones de dólares), pese a la incertidumbre que el Brexit genera sobre la economía británica.

El Comité de Política Monetaria del Banco de Inglaterra (BoE) votó de forma unánime este incremento, su nivel más alto desde marzo de 2009, justificándose en el aumento de la inflación y el crecimiento económico pese a la incertidumbre a la que se enfrenta Reino Unido por su salida de la Unión Europea (UE) el año próximo.

La institución, cuyo gobernador es Mark Carney, decidió aumentar de 0.50 a 0.75% los tipos de interés argumentando que la inflación ya se encuentra por encima de su objetivo del 2.0%, además porque el crecimiento económico “roza el límite de velocidad”.

Aunque el banco ha reconocido que la economía británica se ha ralentizado tras el referéndum de 2016 que votó por la salida de Reino Unido de la UE, también destacó que la actividad económica está funcionando casi a plena capacidad, lo que podría verse afectado por una posible subida de la inflación derivada del Brexit.

PUBLICIDAD

En noviembre pasado, el Banco de Inglaterra subió los tipos de interés a 0.5% tras mantenerlos en el nivel histórico del 0.25% desde 2009.

Asimismo, el BoE acordó mantener sin cambios su programa de compra de activos, que asciende a 60,000 millones de libras esterlinas (78.3 mil millones de dólares) y alcanza así un volumen de 435,000 millones de libras, de los que seguirá destinando 10 mil millones de libras a la compra de deuda de empresas.

La entidad mantiene su pronóstico del crecimiento de Reino Unido en el 1.4% para 2018, pero lo aumentó al 1.8% para el correspondiente a 2019, cuando el país saldrá de la UE.

 

Considera “apropiado” aumento en tasas

El gobernador del Banco Central de Inglaterra, Mark Carney, argumentó que el impacto del aumento de un cuarto de punto en las tasas de interés “es apropiado” para preparar a la economía ante “cualquier camino que tome”.

“Con la inflación en aumento y la perspectiva de un exceso en la demanda, una modesta política monetaria restrictiva es ahora apropiada”, aseguró el funcionario.

Carney también hizo el anuncio en preparación para la salida de Reino Unido de la Unión Europea (UE), conocida como Brexit, que se espera finalice en marzo de 2019 con un periodo de transición de dos años.

Aseguró que el Banco Central “está bien preparado para cualquier camino que tome la economía, incluyendo los potenciales resultados de un Brexit”.

El Comité de Política Monetaria del Banco Central (MPC), que está integrado por nueve miembros, votó de manera unánime a favor de un aumento en las tasas de interés -la primera vez que rebasan el medio punto porcentual desde 2009.

La incertidumbre sobre la relación comercial que Reino Unido tendrá con la UE, una vez que abandone el bloque, podría dar lugar a más aumentos graduales y limitados.

En medio de las negociaciones sobre el Brexit, el comité del Banco Central subrayó este jueves en su informe algunas preocupaciones sobre la fragilidad de la economía ante la separación del bloque europeo en 2019.

El MPC señaló que si bien un debilitamiento de la libra esterlina ayuda a las exportaciones, la incertidumbre generada por las negociaciones con Europa y en particular con el comercio está inhibiendo la inversión.

El Banco Central espera que los beneficios en el alza de las tasas de interés se vea reflejado en los ahorradores, mientras que los deudores de tarjetas de crédito no sufrirán un impacto inmediato.

 

Siguientes artículos

China-Estados-Unidos
China encara a Trump por táctica ‘chantajista’ de aranceles
Por

La cancillería china recomendó al gobierno estadounidense volver 'a la sensatez, porque lo que intenta hacer sólo le lle...