El titular del Banco Mundial dijo que la crisis sanitaria deriva de la mala información y decisiones que han generado una respuestas desastrosa e inadecuada al brote.

 

Reuters

 

PUBLICIDAD

La “respuesta desastrosamente inadecuada” al brote de ébola en África Occidental ha provocado la muerte de personas que pudieron haberse salvado fácilmente, dijo el lunes el jefe del Banco Mundial, luego de que Nigeria confirmara un nuevo caso del virus altamente contagioso.

En un editorial publicado en un diario estadounidense, Jim Yong Kim dijo que las instalaciones de salud de Occidente serían capaces de contener sin problemas la enfermedad, e instó a las naciones ricas a compartir conocimiento y recursos para ayudar a los países de África a combatir la epidemia.

“La crisis que estamos observando deriva menos del propio virus y más de la mala información y decisiones letales que han generado una respuesta desastrosamente inadecuada al brote”, escribió Kim en el Washington Post.

“Muchos están muriendo innecesariamente”, dijo el editorial, en la que también colaboró el profesor de la Universidad de Harvard Paul Farmer, quien fundó junto a Kim la organización Partners In Health, que busca promover una mejor atención sanitaria en las naciones más pobres.

El ébola sólo puede transmitirse por contacto con fluidos corporales de una persona enferma, pero se requieren rigurosas medidas para contenerlo. No existe cura conocida, aunque se han acelerado los trabajos en vacunas experimentales.

Más de 1,500 personas han perdido la vida en África Occidental por el peor brote desde que la enfermedad fue descubierta en 1976 cerca del río Ebola en lo que es ahora la República Democrática del Congo. Más de 3,000 personas se han contagiado, mayormente en Sierra Leona, Guinea y Liberia.

La mala atención sanitaria ha exacerbado la situación. Liberia sólo contaba con 50 médicos para su población de 4.3 millones de personas antes de la aparición del brote, y muchos trabajadores de salud han muerto por el ébola.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo la semana pasada que la cifra de muertes podría ser hasta cuatro veces más alta que la reportada e indicó que hasta 20,000 personas podrían verse infectadas antes de que el brote pueda ser controlado. La entidad lanzó un plan de 490 millones de dólares para combatir la epidemia.

Kim y Farmer dijeron que si las organizaciones internacionales y naciones occidentales establecieran una respuesta coordinada con los países africanos usando el plan de la OMS, la tasa de mortalidad del ébola podría caer a menos del 20%, desde el 50% actual.

“Nos encontramos en un momento peligroso”, dijo. “Decenas de miles de vidas, el futuro de una región y de sus pocos avances económicos y la salud de millones de personas están en riesgo”, aseveró.

 

Siguientes artículos

Francia y BCE ven amenaza de deflación en Europa
Por

El mandatario francés, Francois Hollande, y el titular del Banco Central Europeo coinciden en que el débil crecimiento y...