Parte del cacao con el que la célebre marca suiza Lindt & Sprungli elabora su chocolate podría provenir de plantaciones en Ghana que utilizan a menores de edad como mano de obra, denunció un reportaje emitido por el canal nacional helvético SRF.

El servicio en alemán de la radiotelevisión suiza mostró varios casos de trabajo infantil ilegal en los alrededores de la ciudad provincial de Tepa, al suroeste de Ghana, uno de los principales productores mundiales de cacao y donde la chocolatera obtiene buena parte de su materia prima.

El reportaje expuso en este sentido varios casos de niños que trasladaban cacao para ayudar a sus padres en varias localidades del país africano.

La investigación acusa a Lindt de realizar un seguimiento “insuficiente” de las condiciones de trabajo de sus 80,000 proveedores en Ghana, ya que pudo encontrarse con numerosos casos de menores explotados.

Ante estas acusaciones, un portavoz de Lindt & Sprungli explicó en declaraciones a EFE que desde la empresa condenan “enérgicamente” todas las formas de trabajo infantil y se comprometen a investigar de forma “inmediata” todos los casos sospechosos expuestos en el reportaje televisivo.

Te puede interesar: ¿Tenis de hombres? No, gracias. Jugadoras de la WNBA anotan con calzado exclusivo

Acusan a la célebre chocolatera Lindt de lazos con la explotación infantil en África

“Intentamos mejorar continuamente nuestro sistema de control, ya que, cuanto más eficiente y eficaz sea, mejor podremos contrarrestar el problema”, aseguró.

No obstante, el portavoz del grupo chocolatero aseguró a EFE que, para erradicar la lacra de la explotación infantil, también se requieren esfuerzos desde otros ámbitos institucionales y sociales como gobiernos, ONG, empresas y escuelas, así como las propias víctimas.

Desde 2016, la fabricante de chocolate lleva a cabo inspecciones periódicas en el país africano, y que en 2021 revelaron también 87 casos de trabajo infantil.

Según el portavoz, con sus programas en Ghana la empresa suiza busca reducir el riesgo sistémico del trabajo infantil, apoyar la educación, la resiliencia y las condiciones de vida de los agricultores locales de cacao.

“El trabajo infantil en el cultivo del cacao es un problema sistémico arraigado en muchas cosas, como la pobreza y factores políticos, geográficos, económicos y sociales”, aseveró la fuente empresarial. 

Con información de EFE.

Poco texto y gran información en nuestro X, antes Twitter, ¡síguenos!  

 

Siguientes artículos

Google-tecnología-chinas
Google recorta cientos de puestos de trabajo en las divisiones de ‘hardware’ e ingeniería
Por

Las áreas más afectadas por los nuevos despidos son las de ingeniería, 'hardware', y el equipo que trabaja en Google Ass...