Reuters.- El Banco Central Europeo (BCE) redujo sus previsiones de crecimiento y modificó las proyecciones de inflación, luego de que la economía de la zona euro se desacelerara más de lo esperado en la segunda mitad del año, dijo el jueves el presidente del BCE, Mario Draghi, en una conferencia de prensa.

Debido a que las tendencias económicas subyacentes se debilitaron desde sus previsiones previas en septiembre y la
amenaza de una gran guerra comercial que se avecinaba, los inversores habían anticipado los recortes. Ellos estiman que el crecimiento se estabilizará en los próximos años.

Para el 2019, el BCE considera que la economía de la zona euro se expandirá un 1.7%, en comparación con una proyección anterior del 1.8% y las expectativas de analistas de un 1.6%.

Luego prevé un crecimiento de 1.7% para el 2020, mientras que su proyección inicial para el 2021 es de una expansión del 1.5%.

PUBLICIDAD

En cuanto a la inflación, el BCE subió levemente su pronóstico para este año al 1,8%, pero redujo su estimación para el año que viene al 1.6% desde 1.7%. Además, proyectó que en el 2021 el aumento de precios será del 1.8%.

 

Siguientes artículos

Las normas de arrendamiento: cuenta regresiva
Por

El primer día de 2019 entrarán en vigor las disposiciones en materia de arrendamientos; no obstante, solo 5% de las empr...