Por Gerardo Sandoval*

El 70% de los empleos del mundo son generados por pequeñas y medianas empresas (Pymes), así como startups, que han logrado alcanzar el éxito gracias a ideas innovadoras, sin embargo contar sólo con una idea brillante no es suficiente para lograr el crecimiento y la rentabilidad.

Proliferan miles de compañías que surgen y luchan por ocupar un sitial de honor en la mente y en las computadoras de sus potenciales clientes; pero a diferencia de las grandes corporaciones, no disponen de los recursos para equipos de análisis de data y de marketing para diseñar estrategias, y mucho menos cuentan con tiempo para asumir errores.

Precisamente en ese nicho de empresas con la necesidad de marcar presencia, conseguir clientes, dar a conocer sus servicios, y sus diferencias competitivas, surge el Growth Hacking, una metodología que saca provecho del pensamiento crítico, la ciencia de datos, el marketing digital, interaciones ágiles y software a la medida, con el objetivo único de producir crecimiento.

PUBLICIDAD

“Los Growth Hackers generan ganancias de millones de dólares con casi nada, solo mediante una innovadora estrategia que va haciendo crecer los negocios a través de experimentos continuos -probando y descartando ‘hacks’- hasta que alcanzan los resultados y se van planteando nuevas metas; se trata de disponer de un hacker dentro de la empresa, cuya misión es hacerla crecer”.

Estos profesionales han dejado de lado la creencia de que las herramientas de marketing especializadas, como segmentación, business intelligence, programática y analítica avanzadas, hypertargeting, además de las clásicas herramientas del mundo digital como SEO, y SEM; que antes eran solo utilizadas por empresas grandes, ahora están al alcance de las más pequeñas. Y resulta clave la forma en la que aprenden rápidamente lo que se necesita para crecer, y usan esa misma velocidad de aprendizaje, como una ventaja competitiva.

 

Adaptar la oferta al cliente, no al revés

Las grandes corporaciones ya entendieron esta metodología y aprovechan sus ventajas; incluso ya el perfil de Growth Hacker es uno de los más deseados por parte de los departamentos de Recursos Humanos, en este tipo de organizaciones.

Quienes ya lo han experimentado y han alcanzado sus metas, comprenden que esta metodología es mucho más profunda, y que el marketing digital es sólo una de sus aristas. El Growth Hacker, se ocupa de modificar y adaptar el producto y la estrategia, conectando las necesidades de los usuarios directamente con el crecimiento del negocio; iterando ágilmente hasta conseguir los resultados.

Por ejemplo, Dropbox en el año 2010, la plataforma logró que sus clientes invitaran a sus amigos a cambio de 500MB de espacio extra; y con esto pasó de 100,000 a 4 millones de usuarios, en tan sólo 15 meses.

Años después Airbnb, ofreció a los usuarios que tenían propiedades en Airbnb la oportunidad de publicarlos en Craigslist también, incentivando a que cruzaran sus listas; y en una década ha alcanzado la cifra de 300 millones de huéspedes alojados en más de 4.5 millones de hogares en 81,000 ciudades del mundo.

“Las pequeñas y medianas empresas son el nicho ideal para el Growth Hacking, específicamente para su tercerización; ahora este segmento puede contar con los servicios de un Growth Hacker que los acompañe de principio a fin, optimizando cada paso, aumentando la adquisición de nuevos clientes, midiendo, comparando, evaluando y escalando, sin la necesidad de que forme parte de su plantilla de empleados”.

 

Puntos que puedes mejorar mediante el Growth Hacking

Las pequeñas y medianas empresas son muy vulnerables, uno de los puntos más álgidos es su reputación, porque no cuentan con trayectoria, ni casos de éxitos y muy pocos referidos; 88% de los consumidores confía en los reviews, tanto como en una recomendación personal, según cifras de BrightLocal. Un hack a la mano de este segmento, puede ser enfocarse en su reputación ya que esto impactará positivamente en sus ventas y posicionamiento.

Asimismo, Google considera que los buenos reviews son una señal de confianza, dándole mayor poder a las manos de los consumidores, por eso los negocios mejores posicionados son los que tienen más y mejores reseñas en los buscadores locales.

En cifras de ToolTyp, el 30% de las búsquedas móviles está relacionadas con una ubicación por proximidad, de ahí la importancia de optimizar el SEO Local. El Growth Hacking pone a las pequeñas y medianas a la mano de quiénes necesitan sus servicios y que, además, están cerca.

 

* El autor es CEO, cofundador y Senior Growth Hacker de GRW.Marketing.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Digamos no al consumo de alcohol por menores de edad
Por

Explotemos al máximo el potencial de los jóvenes, bajo la premisa de cero venta y consumo de alcohol por menores de edad...