El lunes comenzará la segunda de las tres fases de un juicio que tiene como propósito impedir el pago de hasta 18,000 millones de dólares, por el incidente de contaminación marina ocurrido en 2010.

 

Reuters

 

HOUSTON/LONDRES – BP emprenderá la semana próxima una lucha para evitar multas que podrían alcanzar los 18,000 millones de dólares (mdd), en una nueva etapa del juicio por el derrame en el Golfo de México que determinará cuánto petróleo escapó al mar en el hecho ocurrido en el 2010 y juzgará sus esfuerzos por controlar la fuga.

El lunes comenzará la segunda de las tres fases de un juicio que determinará responsabilidades en el peor caso de contaminación marina en la historia de Estados Unidos y podría -en el peor de los casos para la petrolera británica- castigar a BP con una suma cinco veces mayor que los 3,500 mdd que la firma ha reservado para multas.

Sus ganancias anualizadas, basadas en el último trimestre, son de alrededor de 17,000 mdd.

La primera etapa del juicio, que concluyó en abril, pareció dividir culpas entre BP y sus contratistas Transocean Ltd y Halliburton Co por el incidente ocurrido en el 2010 en el pozo Macondo, que dejó 11 muertos y grandes porciones del mar y la costa cubiertas con petróleo.

Esta segunda parte del proceso duraría un mes y será crucial para que los accionistas estimen cuánto dinero extra BP tendrá que terminar pagando más allá de los 42,400 mdd que ya previó en sus cuentas para cubrir tareas de limpieza, compensaciones y multas.

El juez Carl Barbier, reconocido por imponer un ritmo veloz a sus procesos, anunciaría sus conclusiones y sanciones tras la tercera fase del juicio, que posiblemente se celebre el año que viene.

Gran parte del fallo depende de cómo el tribunal resuelva una disputa entre BP y el Gobierno estadounidense en torno a cuántos millones de barriles de crudo se derramaron y cuán culpable fue la empresa por no haber detenido el derrame durante 87 días.

Las acciones de BP han perdido un tercio de su valor desde la catástrofe, ya que la compañía separó activos por 39,000 mdd que generaban 5,000 millones al año en flujo de caja -alrededor de un quinto de su capacidad de ganancia- antes del 2010.

BP dice que durante los casi tres meses que tardó en detener el derrame en la plataforma Deepwater Horizon se filtraron 3.26 millones de barriles de crudo. El Gobierno estadounidense dice que fueron 4.9 millones.

Las dos cifras incluyen los 810,000 barriles que fueron recolectados durante las tareas de limpieza y que el juez Barbier acordó excluir.

 

 

Siguientes artículos

Hacienda rebaja pronóstico de crecimiento por huracanes
Por

 Luis Videgaray declaró que la economía crecería 1.7% en 2013. La corrección de 0.1% sobre el pronóstico previo se debe...