El organismo que regula el fútbol mundial dijo en un comunicado que había cubierto los 2,000 millones de dólares de costos operativos del Mundial con dinero de la venta de derechos de televisión y de marketing, y ni un centavo será financiado por los contribuyentes brasileños.

 

Reuters

 

PUBLICIDAD

BRASILIA – La FIFA se defendió el martes de las críticas de que está recaudando mucho dinero con la Copa del Mundo más costosa de la historia a expensas del pueblo brasileño.

El organismo que regula el fútbol mundial dijo en un comunicado que había cubierto los 2,000 millones de dólares (mdd) de costos operativos del Mundial con dinero de la venta de derechos de televisión y de marketing, y ni un centavo será financiado por los contribuyentes brasileños.

El torneo que empieza el jueves, en el que participan 32 selecciones nacionales, le costará a Brasil 25,800 millones de reales (11,600 millones de dólares) en inversiones en estadios, aeropuertos, transporte urbano y otros proyectos de infraestructura. Un tercio de ese monto se gastó en la construcción o renovación de estadios en las 12 ciudades sede.

La FIFA dijo que fue elección de Brasil construir 12 estadios en vez de optar por 8 o 10, y las inversiones incluyen infraestructura no directamente relacionada con el Mundial que beneficiará al país por años.

Muchos brasileños consideran excesivo el costo para una nación en desarrollo que tiene prioridades más importantes, y dicen que el dinero debería ser gastado en mejorar servicios públicos como la salud, la educación y el transporte.

Los altos costos hicieron que muchos se desilusionaran con el máximo evento de un deporte que apasiona a los brasileños. El año pasado el descontento llevó a miles a protestar en las calles, y el movimiento en contra del torneo amenaza con obstaculizar el desarrollo del torneo.

Los brasileños creen que la FIFA ha convertido al Mundial en un negocio, al punto que obligó a su país a cambiar sus leyes para permitir la venta de bebidas alcohólicas fabricadas por los patrocinadores del torneo.

También se quejan de que las entradas para los juegos en los nuevos estadios son tan caras que muchos hinchas brasileños no pueden costearlas. La FIFA dijo que hay disponibles boletos baratos en comparación con otros eventos deportivos como los Juegos Olímpicos, la Fórmula Uno y los torneo de tenis.

La FIFA también negó que haya demandado una exención para sus patrocinadores y actividades comerciales durante el Mundial, aunque sí pidió una flexibilización de las reglas aduaneras para importar materiales necesarios para organizar el evento, como computadoras, pelotas de fútbol y tableros electrónicos para publicidad, dijo el organismo en el comunicado.

El organismo también rechazó las acusaciones de que había demandado el desalojo de personas que residían cerca de los estadios construidos o renovados, o que había quitado a vendedores callejeros de los alrededores.

Sin embargo, debido a cuestiones de seguridad, los vendedores tuvieron que acreditarse para vender productos autorizados fuera de los estadios y se los capacitó y dio uniformes, dijo la FIFA.

El Mundial del 2010 en Sudáfrica generó ingresos totales por 3,650 mdd para la FIFA, incluidos 2,400 mdd de la venta de los derechos de transmisión. Los gastos sumaron 1,300 mdd, según el organismo.

 

Siguientes artículos

Megacable firma acuerdo para adquirir 66% de PCTV
Por

Megacable dijo que el acuerdo está sujeto a la aprobación del regulador de la televisión y las telecomunicaciones local,...