El mercado de los videojuegos en México alcanzaría en 2017 un valor estimado de 24,771 millones de pesos (mdp), esto es un 8.4% más que el año pasado; sin embargo, la mitad de esa cifra dependerá de las ventas que se logren tanto en el Buen Fin como en la temporada navideña, ya que podrían generar alrededor de 12.47 mdp.

Por un lado, durante la iniciativa de El Buen Fin, que se realizará del 17 al 20 de noviembre, se espera que las ventas de hardware (como consolas, smartphones y aditamentos) y software (juego físico, apps, descargas) de los videojuegos alcance los 4.76 mdp; mientras que en diciembre se espera que éstas ronden los 7.21 mdp, de acuerdo con el pronóstico de la consultora The Competitive Intelligence Unit (CIU).

De los 24,771 mdp que se anticipan por ventas de este mercado, la mayor parte provendrá del software, alrededor de 13,347 mdp, mientras que unos 9,514 mdp se obtendrán de la demanda de hardware, gracias a su dinamismo derivado de la masificación de los dispositivos móviles y el desarrollo de nuevas tecnologías que permiten nuevas modalidades y capacidades de juego, destacó la consultora.

Lee: Buen Fin busca reactivar economía mexicana después de sismos

PUBLICIDAD

Ni la volatilidad del tipo de cambio, las amenazas sobre el TLCAN, la incertidumbre en las economías local y global, ni el alza de la inflación general han impedimento que los gamers mexicanos dejen de gastar en videojuegos. Tampoco han amedrentado el valor de este mercado en el país, e incluso se estima que para 2018 aumentará a 27,032 mdp.

Link, Super Mario, Metal Gear, Destiny, God of War y Call of Duty, entre otros personajes y títulos, han conseguido que los 59.1 millones de gamers en el país gastarán en promedio 716.98 pesos por cada videojuego -una tercera parte destina más de 900 pesos-, y hasta 5,757.50 pesos por una consola -cabe destacar que el 32% desembolsa incluso más de 7,000 pesos-, de acuerdo con cifras al primer trimestre del año.

Respecto a la participación de mercado de las consolas fijas, en conjunto, los equipos fabricados por Microsoft (los Xbox) mantienen como los favoritos del gamer mexicano, ya que el 60.6% posee una de estas consolas. De éstas, el Xbox 360 es el de mayor participación con 28.6%, a pesar de un decrecimiento de 18.7%; y el Xbox One fue el de mayor avance de un año a otro con 7.4%, para colocarse a poco más de siete puntos de su antecesora.

Te puede interesar: Cómo los videojuegos mexicanos se están financiando en Kickstarter

En segundo lugar se encuentran las PlayStation de Sony, cuya participación conjunta es de 28.7% del total, una ligera reducción con respecto al 29.3% registrado el año anterior. Mientras que los dispositivos de Nintendo representan 18.1% del total y superan la ponderación de 14.3% registrado el año pasado.

El número de videojugadores en el país alcanzó al primer trimestre del año los 59.1 millones de personas, tomando en cuenta cualquier dispositivo, lo que representa un aumento de 12.3% con relación a los 52.3 millones en el mismo periodo del año anterior.

El estudio también señala que 62% no compra videojuegos, los descarga de forma gratuita, principalmente tomando en cuentas las tiendas de aplicaciones digitales; y destaca que los smartphones (66%) y las consolas fijas (34%) son los dispositivos favoritos a la hora de jugar.

Mientras que la economía nacional creció sólo 2.2% en 2016 y se prevé que lo haga entre 2.0 y 2.5% en este año, según el Banco de México, el mercado de los videojuegos en México podría crecería 8.4%, es decir, casi cuatro veces lo que aumentó el Producto Interno Bruto (PIB) hace un año y lo que avanzaría al cierre de 2017.

Te recomendamos leer: La trama política para ‘censurar’ videojuegos

 

Siguientes artículos

Tips para elegir tu empresa de facturación
Por

Faltan menos de 60 días para que entre en vigor la nueva e-factura 3.3, ¿tienes ya un Proveedor Autorizado de Certificac...