Por Biz Carson

Lime la startup de renta de scooters cambiará de mando, ya que uno de sus cofundadores, Brad Bao, asumirá el cargo como nuevo director general de la compañía. Bao va a reemplazar a su socio y también cofundador, Toby Sun, quien ha fungido como director desde que la empresa inició operaciones en enero del 2017. Sun estará enfocado en el área de futuras investigaciones y de desarrollo de la app, también tendrá que ver con la cultura corporativa, y le rendirá cuentas a Bao.

Lime también está promoviendo a Joe Kraus, actual jefe de operaciones, para que ocupe el puesto de presidente en empresa, posición que tenía Bao. Kraus estará supervisando las operaciones de la compañía, además de hacerse responsable de la relación de Lime con las ciudades, el desarrollo empresarial, y el marketing y comunicaciones.

“Tener a Brad enfocándose en el ahora y a mí enfocado en el futuro es algo que me hace sentir muy emocionado”, Sun le cuenta a Forbes. “Brad fue mi mentor y mi socio de confianza por mucho tiempo, entonces, me siento confiado en tenerlo al mando día con día”.

Bao dice que dirigirá en mayor medida los operaciones empresariales, aprovechando su experiencia como líder de equipos grandes.

En los últimos dos años el crecimiento de Lime se ha disparado, esto desde que el dueto lanzó la compañía a principios del 2017. La que en un principio fue una empresa de bicicletas compartidas, cambió a scooters desde hace 14 meses. Desde entonces, su número de viajes a nivel global se ha disparado a 50 millones. (A Bao le gusta dar como referencia este gráfico que enseña la rapidez con la que Lime logró esta cifra de viajes en comparación con Uber).

La compañía también se expandió de forma acelerada. Ha crecido entre el periodo de Bao y Sun a más de 700 usuarios en 25 países y cinco continentes. El dinero de los inversionistas y la presión han seguido presentes. Lime ha recaudado 777 millones de dólares (mdd) y a la fecha está valuada en 2,400 mdd.

Con la compañía enfrentando un alto crecimiento, algunos han empezado a cuestionar el hecho de que Sun debería continuar en el rol de CEO. Antes de Lime, Sun ocupó diferentes cargos como consultor y trabajó en una firma de inversión. Su cofundador y socio, Bao, tiene más experiencia trabajando y encumbrando startups (empresas emergentes) durante los ochos años que tardó en expandir las operaciones de Tencent –multinacional china que ofrece servicios de publicidad por internet– en EU. Durante la planeación de 2019, Bao y Sun empezaron las conversaciones sobre el cambio de la dirección ejecutiva. Se dieron cuenta de la necesidad de enfoque que se requería en operaciones, algo que Kraus y Bao resaltaron, dejándolo a consideración de Sun.

Ganan hasta 36,000 pesos por levantar el scooter que botas en la calle

 

Es algo fuera de lo común que las empresas cambien de liderazgo en este punto. Somesh Dash, inversionista de Lime, apunta al famoso ejemplo de Google, en el que, Sergey Brin y Larry Page fundaron la empresa, pero Page cedió su cargo como CEO a Eric Schmidt, quien se unió en 2001. Twitter también ha rotado a sus fundadores por la dirección ejecutiva, cambiaron a Ev Williams por Jack Dorsey en 2008.

“Es una evolución natural”, dice Dash, inversor en IVP, –firma americana que invierte en compañías tecnológicas– que invirtió en Lime desde julio del 2018. “La señal de un gran equipo es que los fundadores pueden terminar las oraciones del otro. Son muy simbióticos”.

Los scooters también resultaron ser un negocio más duro de lo que mucho gente pensó. Después un inicio agitado, la industria se enganchó en la logística de la cadena de proveedores a la operación en ciudades, dice Kraus. El exsocio de Google Ventures dejó su trabajo como asesor de riesgos para unirse a Lime, desde hace 6 meses. Y, aunque no es nada parecido al paso que dio Schmidt en Google, la experiencia de Kraus será útil, ya que Lime continúa centrándose en la expansión global para el próximo año.

“Pienso que el panorama hace un año era que los scooters eran como cajeros automáticos sobre ruedas que imprimían dinero, dijo Kraus. “El caso de uso para los scooters es extremadamente fuerte, pero volverlo un buen negocio es más difícil todavía. Este es realmente un nicho de competencia que estamos construyendo”.

11 reglas que deben seguir las bicicletas y scooters de apps en CDMX

 

Siguientes artículos

Social Selling, consecuencia de la realidad digital
Por

Debemos de desarrollar nuestra Marca Personal, generando ese contenido que aprecia y valora nuestro cliente, siendo noso...