En 213 la producción agrícola creció 6.5%, a 11.5 millones de toneladas, en comparación con los 178.2 millones de toneladas registradas en 2012, con un incremento en la producción de caña, azúcar y un crecimiento en el volumen de maíz, frijol y trigo.

 

 

Con el propósito de impulsar la producción, fortalecer la seguridad alimentaria y mejorar el ingreso de los campesinos y pequeños productores, la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) puso en marcha Proagro Productivo.

PUBLICIDAD

La dependencia federal detalla en un comunicado que, con la entrada en vigor de Proagro Productivo se puso fin a Procampo, el anterior esquema  de asistencialismo promovido, el cual tuvo una operación por más de 20 años.

Proagro Productivo promueve incentivos para incrementar la productividad del campo, con reglas de operación sencillas y la entrega de apoyos más oportunos.

De acuerdo con datos obtenidos del Segundo Informe de Gobierno, en 213 la producción agrícola creció 6.5%, a 11.5 millones de toneladas, en comparación con los 178.2 millones de toneladas registradas en 2012, con un incremento en la producción de caña, azúcar y un crecimiento en el volumen de maíz, frijol y trigo.

Asimismo, en los primeros siete meses de este año se entregaron 11,384 millones de pesos en incentivos antes de la siembra, con el propósito de que dos millones de productores, los cuales cultivan 10.6 millones de hectáreas, cuenten con recursos para adquirir semilla mejorada, fertilizantes, equipo e insumos.

Otro de los datos importantes que Sagarpa revela es que, al cierre del primer semestre de este año, la balanza comercial agropecuaria y pesquera registró un superávit de 535 millones de dólares, lo que representó una reducción de un 39% en el déficit, el mayor en los últimos ocho años para un periodo similar.

La producción del año pasado respecto a cultivos de granos y oleaginosas (arroz, maíz, frijol, trigo, soya y sorgo) cubrió el 68% del consumo nacional, lo que representó un crecimiento de cinco puntos porcentuales en comparación con 2012. “La meta, es lograr que el 75% del consumo interno de estos productos se produzcan en el país”, argumenta Sagarpa en el comunicado.

Un aspecto diferenciado entre Proagro Productivo y Procampo, es que el programa vigente maneja estímulos diferenciados.

A los productores de autoconsumo se les otorga un incentivo de 1,500 pesos por hectárea, cifra que representa en términos reales 200 pesos más de lo que recibían en 2013, mientras que a los productores de transición y comerciales reciben 537 pesos más por hectárea.

Sagarpa manifiesta que, gracias al incremento en los estímulos, se ha logrado que los productores dispongan oportunamente de recursos para la adquisición de fertilizantes, abobos, correctores, sustratos, semillas, material vegetativo, productivo fitosanitario, pago de mano de arrendamientos, gastos administrativos, de comercialización y de derechos.

 

Siguientes artículos

Reguladores multan a UBS, HSBC y Citigroup con 3,400 mdd
Por

Entre la lista de las cinco entidades sancionadas se encuentran UBS, HSBC y Citigroup, las cuales tendrán que pagar debi...