Compartir el auto con alguien más en un traslado cotidiano, es decir hacer carpooling, es una de las medidas por las que apuestan algunos expertos, e incluso el Gobierno de la Ciudad de México, para mejorar la movilidad en la capital y disminuir la contaminación, pero ¿es viable?, ¿qué efectos tiene al usarlo?

El promedio de ocupantes por automóvil en la CDMX es 1.5 personas, es decir el 68% de los coches que circulan en la capital llevan sólo un pasajero, mientras el 22% a dos usuarios, de acuerdo con la encuesta Origen Destino 2017 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi)

Por ello, la administración de la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, en junio de este año propuso que para 2020 se use de manera obligatoria el coche compartido en algunas vías de acceso controlado de 7:00 a 10:00 horas, de acuerdo con su Plan de Reducción de Emisiones del Sector de Movilidad de la CDMX.

TAMBIÉN LEE: La pobre inversión en transporte público fomenta la ineficacia en la metrópoli

En el proyecto también se sugiere planes escolares, institucionales y empresariales de auto compartido, así como una restricción de circulación de 6:00 a 20: horas a las placas foráneas de martes a jueves, a excepción del Estado de México o los verificado en la Ciudad de México.

El carpool es viable en la capital del país, tan sólo basta hacer un grupo de amigos o voltear a ver cómo lo hacen algunos sitios de taxis colectivos, los cuales esperan a cuatro pasajeros que vayan para el mismo rumbo, explicó Isaac Medina Martínez, experto del Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo (ITDP).

Esta propuesta ha escalado hasta a las aplicaciones de transporte, como es el caso de Waze Carpool y Moovit, quienes confían en que este modelo puede ser más amigable para el ambiente y la economía de los automovilistas

Iniciativa Moovit-Waze Carpool

El reto es reducir el número de asientos vacíos en los automóviles, así como de darle más opciones de movilidad a los pasajeros, además esto puede ser más costeables, puesto que al compartir el auto también se reparten los gastos, refirió Juan Palacio, country manager en Latinoamérica de Moovit.

Explicó que la alianza entre Moovit y Waze Carpool radica en conectar a las comunidad de ambas empresas, hacer un match entre los pasajeros urbanos y los conductores.

En el caso de la Ciudad de México, detalló, tienen contemplado que su proyecto pueda ser utilizado por todos aquellos que utilizan el transporte público, es decir el 80% de los habitantes de la zona metropolitana del Valle de México, así como los turistas.

Además de contribuir a reducir la contaminación, otros de los beneficios que tiene compartir el automóvil es la cuestión social, ya que también contribuye a la socialización. Aunque lo ideal sería que los usuarios utilicen todos los servicios de transporte, como metrobús y autobuses, reveló Palacio.

Abundó que la Big Data con la que cuentan puede ayudar a planificar en un futuro la movilidad de las ciudades, al igual que localizar en dónde se puede hacer una inversión ayudar a realizar una red de transporte.

Sin embargo, esta medida sólo tiene factores positivos cuando el carpool se realiza entre automovilistas, pero si lo implementa alguien que “antes hacía su viaje en transporte público, bicicleta o caminando, eso puede tener un efecto contrario a la política”, sentenció Medina Martínez de IDTP.

¿Y la inseguridad?

En el caso de la alianza entre Moovit y Waze Carpool, las aplicaciones tiene credenciales de seguridad, así como condiciones que se les imponen a los conductores y usuarios. Aunque no hay una política expresa en ese sentido, se tendrá que ahondar más en ello, señaló Juan Palacio.

Como medida alternativa a la desconfianza por la inseguridad, de compartir el viaje con un extraño, esta propuesta se puede realizar con personas que trabajan en el mismo sitio, indicó Medina Martínez, experto en movilidad

Coincidió con la idea de destinar un carril confinado al transporte pública, así como para todos aquellos que realicen carpool, como se hace en Estados Unidos.

El transporte público es la opción

A pesar de los beneficios que tiene el carpool, la mejor opción es fortalecer el transporte público y mejorar su infraestructura, así como aumentar la luminaria en las paradas de autobuses, delineó Medina Martínez, investigador de ITDP.

“La solución debe de venir a través del sistema de transporte masivo para atender a una mayor número de personas”, explicó

Otro aspecto importante a mejorar es que los usuarios tengan la certidumbre de la llegada de los autobuses, la cual se puede realizar a través de aplicaciones o tableros, como lo hace el Sistema de Transporte Colectivo Metro, reveló.

 

Siguientes artículos

Listo el protocolo de actuación ante bloqueos viales en CDMX
Por

Este protocolo define la participación de las secretarías de gobierno y de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC, ex...