Reuters.- La alcaldesa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, ordenó cerrar, desde el lunes, locales comerciales  como cines, teatros, discotecas e iglesias, una de las medidas más duras para evitar la propagación del coronavirus, un brote que ha dejado 251 infectados y dos fallecidos en el país.

Hasta ahora, la capital mexicana y el gobierno federal sólo habían anunciado la suspensión de las clases escolares y recomendado un distanciamiento social, acciones fuertemente criticadas por insuficientes para frenar el avance de la epidemia que ha puesto en vilo a China y Europa.

Lee también: El 10% de negocios en la CDMX cerrarán ante crisis económica por coronavirus, estiman

“Estamos buscando generar todas las condiciones para que con el máximo cierre de actividades tengamos el menor daño económico a las familias”, dijo Sheinbaum el domingo en rueda de prensa.

“Si cerráramos absolutamente todo tendría que ser por 15 días, y no se sabe cuál sería el efecto posterior”, agregó.

La medida de cierre también incluye a gimnasios, teatros y los casi 200 museos que tiene la capital, una ciudad de unos 22 millones de habitantes. La funcionaria, una aliada del presidente Andrés Manuel López Obrador, precisó que, hasta nuevo aviso, los restaurantes seguirán abiertos, pero se cancelarán todos los eventos públicos y privados de más de 50 personas.

El transporte público, como el metro de Ciudad de México seguirá operando y sus usuarios -unos 1.6 millones al día- tendrán a disposición gel antibacterial.

“Si nos cuidamos todos vamos a salir adelante de esta situación lo más pronto posible”, arengó.

Ciudad de México ha reportado 45 casos positivos de coronavirus y una muerte, siendo la entidad federal que más casos acumula en el país.

Te puede interesar: CDMX suspende atención de trámites en ventanillas físicas por coronavirus

 

Siguientes artículos

Migrantes politica migratoria AMLO
Campamento fronterizo mexicano, mal preparado para brote de coronavirus
Por

Un gran brote de la epidemia aquí amenazaría con colapsar el sistema de salud de la ciudad, advirtió un funcionario.