LAS VEGAS, Nevada. Es la tercera marca de teléfonos inteligentes más vendida en el mundo, pero Huawei aún tiene problemas para hacerse un lugar en un mercado clave: Estados Unidos. Richard Yu, CEO del Consumer Business Group, la división de la compañía encargada de la venta de smartphones, tablets y wearables, ya había intentado introducir a Huawen en EU el año pasado, asociándose con Google y Amazon para lanzar el Mate 9 en ese mercado, un anuncio que hizo en el Consumer Electronics Show (CES) en esta ciudad (puedes leer aquí la entrevista que Yu dio a Forbes México entonces).

Hoy, a un año de esa presentación y con el Mate 10 Pro bajo el brazo, Yu lo intenta de nuevo, pero tiene un contratiempo inesperado. En diciembre de 2017, luego de la presentación de la serie Mate 10 Pro, el directivo afirmó que el teléfono llegaría a Estados Unidos de la mano de operadores, pero apenas ayer se informó el colapso de un acuerdo con AT&T, obligando a la compañía a vender sus equipos desbloqueados y de forma directa.

Además, para lograr su objetivo, la marca reclutó a la actriz israelí Gal Gadot —quien  saltó a la fama por su papel de Mujer Maravilla— para que sea su Chief Experience Officer, y ayude a que los estadounidenses se familiaricen con el nombre Huawei.

Lee también: Acuerdo de Huawei con AT&T para entrar a Estados Unidos fracasa

PUBLICIDAD

 

Un camino cuesta arriba

Una de las razones por las que se complica a Huawei entrar en el mercado estadounidense, en su origen. Las compañías tecnológicas chinas no son muy bien vistas por el gobierno por las preocupaciones que despierta la posibilidad de que sean usados con fines de espionaje. Los equipos de telecomunicaciones de Huawei —así como los de ZTE— están prohibidos en Estados Unidos desde 2012, y aunque no ocurre lo mismo con sus teléfonos, es complicado vencer ese estigma entre las autoridades y los consumidores.

En el escenario del CES, Yu habló al respecto, enfatizando una y otra vez lo seguros que son los teléfonos de Huawei, tanto desde el plano del hardware, como del software: “Cumplimos con todas las regulaciones globales en materia de seguridad para la fabricación, comunicación y almacenamiento en la nube”, y enfatizó que, aunque la principal suite de apps del Mate 10 es de Google, lo que en teoría debería ayudar a brindar confianza a los consumidores.

“Operamos en 170 países, vendimos 153 millones de unidades vendidas en el mundo, somos el tercer lugar en ventas en el mundo, hemos invertido fuertemente en el futuro, destinando 45,000 millones de dólares invertidos en I+D en los últimos 10 años”, dijo Yu.

Ahora, la compañía china recibirá la ayuda de la actriz israelí Gal Gadot para que sea su vocera y rostro en Estados Unidos, o Chief Experience Officer, una relación que no es nueva, de hecho, Gadot ha colaborado con la marca en varias ocasiones, especialmente en anuncios publicitarios dirigidos a los mercados europeo e israelí.

 

Siguientes artículos

CES 2018 | No estamos buscando vender GoPro: Nick Woodman
Por

El CEO de la compañía de cámaras de acción reconoció que debió haberse bajado antes el sueldo y explicó el colapso de la...