“Hay cosas con las que no puedes pelear, actos de Dios. Cuando ves un huracán venir, te quitas de su camino. Pero cuando estás en un Jaeger, de repente, puedes pelear con el huracán. Puedes ganar.”

Pacific Rim

 

PUBLICIDAD

LAS VEGAS, Nevada. Si tu sueño es pilotear un robot gigantesco al estilo Pacific Rim, tenemos buenas noticias para ti.

“Imagina un estadio con obstáculos y una carrera codo a codo pero no con autos ni camiones, sino con máquinas gigantescas piloteadas por humanos. La máxima unión entre piloto y máquina, empujando los límites de la tecnología y el desempaño humano. Éste es el deporte del futuro, es la liga de carreras exo-biónicas”.

Así envisiona el futuro Furrion, una compañía dedicada a la innovación y la robótica, creadora de Prosthesis, el Anti-Robot, una mole de 3,500 kilos, 4.2 metros de alto y 5 de ancho, capaz de correr a hasta 30 kilómetros por hora por hasta 120 minutos.

¿Por qué? Por la ciencia… y por el entretenimiento. Aunque la idea de la competencia robotizada aún está lejos, la idea de Furrion es simple: “la creación de una plataforma exoesquelética responsiva, estable y poderosa que amplifique el movimiento de un piloto humano. Prosthesis es una máquina deportiva que requiere de un atleta entrenado para operar”.

La compañía afirma que el robot, que fue “diseñado en un laboratorio, pero construido para el mundo real”, podrá “superar cualquier terreno a máxima velocidad”.

“Prosthesis marca el nacimiento de una nueva plataforma de tecnología exoesquelética a gran escala. Creemos que el futuro será de los sistemas eléctricos poderosos y compactos y estamos comprometidos a ser líderes en ese campo”.

La idea surgió hace algunos años y el robot comenzó a construirse en 2013. Aún es un prototipo, y no está claro si Furrion, cuyo principal negocio es la fabricación de yates y helicópteros, planea expandir esa línea de exoesqueletos.

 

 

Siguientes artículos

Este auto eléctrico chino quiere destronar a Tesla
Por

Faraday Future presentó su apuesta de auto autónomo en el CES 2017, pero el lanzamiento plantea más preguntas que respue...