Hoy en día vivimos en un mundo completamente sensorizado y vigilado, donde se ha realizado un despliegue masivo de tecnología inmadura desde el punto de vista de la seguridad, lo que pone en riesgo no sólo la información de las empresas y las organizaciones, sino también de las propias personas, al grado de que actualmente la privacidad se ha convertido en un lujo y la ciberseguridad en una necesidad, consideró María Gutiérrez, directora de Seguridad de Fujitsu.

En ese sentido, la directiva de la firma japonesa de Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) explicó que “la privacidad es cada vez más un lujo” y por tanto el ciudadano debemos ser consciente de la importancia de sus datos en un mundo donde se proyecta al entorno digital y construye una identidad paralela que le permite operar en un universo de posibilidades: acceso a redes sociales, operaciones financieras, adquisición de bienes y servicios.

“En un marco así, la información, no sólo la aportada por los usuarios, sino la información generada y explotable como resultado de la actividad directa de los mismos, permiten, más que nunca en la historia, generar petabytes de datos sensibles, que afecta de forma directa a la privacidad de las personas y debe ser protegida, en un mundo que ha de ponderar entre una miríada de factores técnicos así como de derechos individuales y personalísimos”, mencionó.

Te puede interesar: 9 consejos increíblemente sencillos para proteger tu privacidad

PUBLICIDAD

Relató que todos los días se oye alguna noticia relacionada con el robo de identidades o de gobiernos pidiendo explicaciones por supuestos accesos no autorizados a información confidencial, o la caída de servicios de algunas de las empresas más importantes debido a un ciberataque.

Agregó que avanzamos hacia una sociedad donde ya son habituales la revolución llena de drones, coches que se conducen solos y brazos articulados que realizan complejas operaciones quirúrgicas.

La Unión Europea (UE) calcula que en todo el mundo hay 1.7 millones de robots y su crecimiento es imparable. Los parlamentos europeos han llegado a la conclusión de que es necesario elaborar un estatus legal de la “persona electrónica”, la interacción entre personas y robots también plantea problemas de seguridad  y confidencialidad.

La directora de Seguridad de Fujitsu añadió que si no queremos que cada coche nos vigile y cada lavadora nos grabe, hay que regular la privacidad en una sociedad donde se reinventa el modelo de comercio con protocolos como Amazon o eBay, y crear redes sociales descentralizadas para que no sean empresas como Google, Facebook o Twitter las que obtengan la información de los usuarios y la utilicen a su gusto.

 

Siguientes artículos

contac-center-BroadSoft
Contact centers en Latam deben adaptarse a cambios del consumidor
Por

La evolución digital es un aliado incondicional que permite mejorar la atención al cliente.