La tasa de homicidios en el Estado de México se encuentra por arriba de la media nacional, al igual los niveles de narcomenudeo, extorsión, robo a casa y negocios, secuestro y violencia familiar, según datos recolectados por el Semáforo Delictivo, un organismo que se alimenta de denuncias ciudadanas.

Dentro de la entidad, en los municipios de Tecámac y Ecatepec, cuatro de cada 10 niños dejan la escuela antes de la secundaria, existe un alto índice de embarazos en adolescentes, el 40% de la p|oblación vive en pobreza y 6% en pobreza extrema, y el 68% ha mantenido contacto directo o indirecto con temas de drogadicción o la venta de drogas, añaden datos de Insad, una consultora mexicana especializada en investigación social.

Bajo este panorama y condiciones, ¿puede un niño y niña desarrollarse plenamente, llevar un estilo de vida saludable y formarse como líder? Sí, sí es posible siempre y cuando se den herramientas necesarias para crear oportunidades, a pesar de los retos y peligros en su entorno.

“Hay que ir abriendo las puertas y quitar la venda de los ojos a los niños”, comenta Nadine Cedrone, del Club de Niños y Niñas, un centro para niños, niñas y jóvenes entre 6 y 18 años en situación de vulnerabilidad y riesgo social, que abrió un espacio en Tecámac/Ecatepec bajo un modelo integral

Los clubes operan en comunidades vulnerables o de alto riesgo, donde normalmente las familias son de bajos ingresos, los padres trabajan todo el día y viven en lugares pequeños, entonces los niños no tienen un lugar en donde estar ni cuentan con supervisión fuera del horario escolar, eso hace que exista mayor probabilidad de que caigan en conductas de riesgo como adicciones, pandillismo, violencia, embarazos y abusos, explicaron.

Se trata de un espacio sano y seguro en el tiempo en que los niños no están en la escuela, pues se trata de un complemento del sistema educativo. El centro trabaja bajo cinco pilares para desarrollar programas:  tutorías, arte, deporte, desarrollo humano y vida saludable.

Puedes leer: Madres solteras, las más vulnerables al estrés y la ansiedad

El modelo del organismo comenzó en Estados Unidos hace 150 años (Boys & Girls Clubs of America), donde hay más de 4,000 clubes y atienden a más de cuatro millones de niños, y ahora se aplica en 21 países, incluyendo México. De este tipo de centros han salido políticos, deportistas, artistas, entre otros.

En Estados Unidos, el Boys & Girls Clubs of America ha tenido exalumnos como el expresidente Bill Clinton, la atleta retirada Jackie Joyner-Kersee, la actriz Jennifer Lopez, Misty Copeland, primera bailarina afroamericana en American Ballet Theatre, entre otros.

En el territorio nacional, el primer club se fundó hace 11 años en Tijuana y fueron surgiendo otros de manera orgánica e independiente. Hace cinco años, se empezó con el proyecto de Tecámac y Ecatepec para los niños y niñas que más lo necesitan, a quienes se ofrecen programas que complementan el sistema educativo.

Club de Niños y Niñas. Foto. Cortesía.

“Buscamos tres resultados prioritarios: que los niños se gradúen de la preparatoria con un plan de vida, tener ciudadanos responsables y comprometidos con su comunidad y que aprendan a tomar las mejores decisiones para un vida sana y equilibrada en lo físico y emocional”, comentó Nadine Cedrone.

Este Club de Niños y Niñas abrió el pasado 15 de enero de 2019 y es el más grande del país, con 15,000 metros cuadrados de terreno y 4,500 de construcción. Se espera que este proyecto atienda a 2,000 niños, niñas y jóvenes de 6 a 18 años diariamente para el 2020, desde los 250 que actualmente recibe.

Los apoyos monetarios o en especie a esta organización son a través de empresas como Femsa, Comex, AT&T, Cemex, Grupo Carso, entre otros.

TE RECOMENDAMOS: 

Foro Forbes | La inclusión para las nuevas generaciones de mujeres

 

 

Siguientes artículos

AMLO cancela estancias infantiles, pero da al PT 800 mdp: MCCI
Por

A pesar de que el presidente dijo que no daría recursos al PT porque le restaría autoridad tras cancelae las estancias i...