Más allá de mitos como el del “milagro mexicano” o el desarrollismo de los 60s y 70s, la cara de México en 1968 era muy diferente a la actual. Con más de un tercio de la población y una fracción del producto interno bruto que en días actuales, en 1968 México era una nación en ciernes. Ahora, quizá sea una potencia en ciernes, pero los retos son tan grandes o más formidables que hace medio siglo. Valga esta postal para recordar y reflexionar.

 

Afore, Ley de 1973 o ISSSTE, ¿con cuál te toca jubilarte?

PUBLICIDAD
 

Siguientes artículos

Otorgan Nobel de Física 2018 a tres científicos por avance en herramientas láser
Por

Entre los premiados se encuentra la primera mujer que logra el Nobel de Física en 55 años