A medida que la tecnología va avanzando, existe la presión de que las empresas se vuelvan cada vez más digitales, pero hoy en día, el ser una compañía digital no sólo debe involucrar el tener un sitio web como canal alternativo de distribución, también es necesario considerar el uso de otras herramientas que nos llevan hacia la digitalización y automatización como la Inteligencia Artificial.

La Inteligencia Artificial se define como el desarrollo de sistemas informáticos capaces de realizar tareas que, por lo general, requieren de una inteligencia humana. Su valor agregado se encuentra en la capacidad que tiene para aprender patrones y con ellos proyectar escenarios a fin de prevenir y medir riesgos latentes.

Sus orígenes se encuentran en el sistema financiero, siendo los bancos quienes utilizaron esta tecnología como medio para controlar el riesgo de fraudes e incluso fondos de inversión realizan sus inversiones con la ayuda de robots asesores que, en función de la información que tienen a su disposición, deciden automáticamente cuáles son las mejores inversiones en cada momento.

No sólo el sistema bancario se ha visto beneficiado a través de la Inteligencia Artificial, la industria aseguradora es uno de los sectores que más provecho puede sacar, principalmente por el hecho de que esta tecnología les permite a las aseguradoras evaluar los riesgos con mayor precisión, reducir costos operativos y ofrecer una mejor experiencia a los usuarios.

PUBLICIDAD

De acuerdo con un informe realizado por Accenture, la mayoría de las compañías de seguros siguen estando vinculadas a un modelo de negocios basado en la creación de pools de riesgos, el cálculo de precios promedio y la generación de ingresos a través de primas, pero este modelo estará cada vez más amenazado, a medida que el Internet de las Cosas, Big Data y la Inteligencia Artificial (IA) permitan a las aseguradoras evaluar y cotizar los riesgos directa e individualmente.

Actualmente ya hay aseguradoras que están desarrollando proyectos de IA como Zúrich, quien recientemente está utilizando robots para acelerar el proceso de las reclamaciones por lesiones personales, logrando reducir un trámite que duraba horas a segundos.

También una insurtech americana llamada Lemonade ha desarrollado su modelo de negocio a través de Inteligencia Artificial, logrando asegurar a sus clientes en tan sólo 90 segundos y dando el pago de las reclamaciones de siniestros en tres minutos con la ayuda de robots; un caso donde claramente vemos la optimización en función gracias a la tecnología IA.

Otro ejemplo nos lo muestra la compañía Insurify al lanzar Evia (Expert Virtual Insurance Agent), un agente de seguros virtual que utiliza Inteligencia Artificial para que el usuario pueda conseguir el mejor seguro para su vehículo, a partir de una foto de la matrícula y de algunas preguntas que plantea. En función de la información obtenida, Evia analiza las posibles pólizas con diferentes aseguradoras y envía las opciones que considera más adecuadas para la persona. En caso de que el usuario tenga duda de los resultados, se puede poner en contacto con el sistema de servicio al cliente que también utiliza tecnología IA, quien responde en base a la información de la que dispone, del mismo modo que lo haría un agente humano.

Si lo vemos de forma general, una de las principales aplicaciones que tiene la Inteligencia Artificial es la personalización en la experiencia de usuario, pues permite adaptar las diferentes herramientas, mediante un proceso de aprendizaje automático, con base en las preferencias de los diferentes clientes potenciales. Sin duda alguna está tecnología está transformando a la industria aseguradora y es parte importante para la digitalización del sector de seguros.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Página web: 4p.com.mx

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Asegurando la naturaleza, aseguramos lo que nos protege
Por

Si bien la palabra “naturaleza” tiene un significado distinto para cada persona, como fauna y paisajes prístinos, pocos...