Por Almudena Moreno | Forbes España

Hay muchos motivos por los que las personas deciden estudiar y trabajar al mismo tiempo. Unos, durante la juventud para sacarse un dinero extra mientras realizan su formación, y otros durante la madurez, cuando ya están asentados en el trabajo y buscan reciclar conocimientos o no dejar de rellenar currículum.

El caso es que, sea como fuere, que 24 horas que tiene el día te den de sí para estudiar, trabajar, atender compromisos, realizar tareas domésticas y tener tiempo para el ocio, es algo digno de admirar.

El truco está en saber cómo hacerlo, qué tiene prioridad en el momento de la vida en el que nos encontremos y aprovechar el tiempo al 200% para poder llegar a todo. Te proponemos cuatro consejos que no debes olvidar si estudias y trabajas.

PUBLICIDAD

Lista de tareas

No solo es organizarte los horarios de clases y trabajo, sino ser capaz de sacar tiempo para cosas tan cotidianas como ir a hacer la compra, o tener un rato para hacer deporte. Escribe en una lista todo, absolutamente todo lo que tienes que hacer el próximo día y márcate un espacio de tiempo para cada tarea que debes intentar no sobrepasar, sino comenzarás a pisarte unas cosas con otras.

 

Márcate las fechas

Sobre todo hablando de los estudios, cuando no tienes tiempo suficiente o no tanto como desearías para dedicarle, lo ideal es que te marques fechas, ya sea para entregas de trabajos o para haber dado por finalizados bloques de estudios. Puedes dejar un margen por si te falta el tiempo o sufres algún contratiempo.

Cómo estudiar

Seguro que más de una vez te ha pasado que rindes mejor bajo presión, aprovechas mejor el tiempo. Se trata de exprimirlo al 200% concentrándonos en cada momento en lo que estamos haciendo. Eliminar de de lugar de estudio todo aquello que te pueda distraer para que el poco tiempo que tienes para dedicarle, lo hagas a tope.

Descansa

Parece un tópico, pero la realidad es que si te vas durmiendo por las esquinas ni será productivo el tiempo de trabajo ni será productivo el tiempo de estudio. Por ello es fundamental que duermas más de 8 horas diarias, ya que para trabajar, estudiar y dedicarle tiempo a tus compromisos necesitas tener las pilas bien recargadas cada mañana.

Te invitamos a leer también:

¿Cómo construir una buena relación con tu nuevo jefe?

 

Siguientes artículos

Las tendencias que determinarán una nueva economía a partir de 2030
Por

¿Está lista tu empresa para gestionar los cambios que viviremos en una década más? Es la pregunta que se hacen hoy en dí...