Aunque la intención al salir de vacaciones es que sean perfectas, sabemos que hay pequeños inconvenientes que podrían afectarlas, de ahí la importancia de pensar en un seguro de viaje.

 

En esta temporada del año, hay algo que nos empieza a inquietar en nuestras actividades laborales: vacaciones necesarias.

Después de meses de estar haciendo un esfuerzo para nosotros así como para nuestra familia, es válido alejarnos de las presiones cotidianas que trae consigo el trabajo; es momento de descansar con la familia y pasar tiempo invaluable con las personas que más queremos.

PUBLICIDAD

Cuando estamos planeando nuestras vacaciones pensamos casi siempre en las mismas cosas: ¿a dónde vamos a ir? ¿cuántos días nos vamos a quedar?  Y ¿cómo nos vamos a ir? Sin embargo, son contadas las veces en las que ponemos como prioridad nuestra seguridad y se nos olvida la siguiente pregunta: ¿cómo nos vamos a proteger?

Es por ello que la contratación de un seguro para viajar es fundamental para evitar  que nuestro viaje sea una mala experiencia. En este sentido, existen varios seguros que pueden ayudarnos a que no tengamos preocupaciones al estar fuera de casa.

Actualmente, están los seguros tradicionales que conocemos, como el de gastos médicos menores y mayores, coberturas de responsabilidad civil, asistencia legal etc. Sin embargo, hay otros tipos de seguros que tal vez ni siquiera sabemos que existen, como el de cancelación del viaje, etc.

Algunas aseguradoras ofrecen un producto conocido como CFAR (cancel for any reason). Este tipo de producto, de manera general, te devuelve tu dinero por cualquier motivo; pero de manera particular, hay algunos que no contemplan situaciones extraordinarias como el quiebre de una aerolínea o fenómenos naturales de gran magnitud.

Por ejemplo, en el caso de cancelación previa al viaje, por razones de enfermedad o accidente del viajero, la aseguradora que tenga este tipo de producto o uno similar, reembolsa hasta la suma asegurada contratada, de esta forma se recupera gran parte de la inversión hecha para el viaje.

Otra de las razones de cancelación o retraso del viaje puede deberse a problemas técnicos de la aerolínea, aquí la aseguradora cubre los costos de la estancia como la alimentación y el hospedaje.

Aunque la intención de salir de vacaciones con tus amigos o familia siempre es que sean perfectas, sabemos que hay pequeños inconvenientes que pueden hacer tu estadía fuera de casa más breve, como alguna emergencia en el trabajo o algún compromiso obligatorio que no tenías previsto, por esto, también existe un seguro para cuando el viaje es interrumpido; aquí, la póliza reembolsa el costo del resto de los días por los que se contrató el seguro de viaje y que no fueron aprovechados.

Este tipo de seguros los puedes contratar por medio de agencias de viajes, aerolíneas, hoteles, las mismas aseguradoras y por algunos bancos que ofrecen este tipo de productos a sus tarjetahabientes.

Es importante aclarar que, como en muchos aspectos, siempre hay que estar  informados de lo que se está contratando, tienes que comparar y ubicar el producto que más se adapte a tus necesidades y al viaje que estás por realizar. Hay que prestar atención a los pequeños detalles para que podamos disfrutar nuestras vacaciones de la mejor manera.

 

Contacto:

www.s.com.mx

[email protected]

facebook.com/S.com.mx

Twitter: @SegurosS

 

 

Siguientes artículos

Apple antepone el lujo en nueva contratación
Por

La tecnológica contrató al ex presidente de la marca de artículos de lujo Yves Saint Laurent para el área de proyectos e...