Una de las promesas básicas de las tarjetas de crédito es ofrecer seguridad a sus clientes al realizar pagos. No obstante, los defraudadores todavía ponen en duda la efectividad de los bancos para garantizar este compromiso, especialmente cuando entregas tu tarjeta para pagar en algún lugar.

Si tienes una tarjeta de crédito, debes estar familiarizado con distintas medidas de seguridad. Una de las más recientes es el contactless, una tecnología capaz de aumentar el blindaje de tu información bancaria, y que ya está presente en diferentes bancos mexicanos.

Así funciona contactless en las tarjetas de crédito

La palabra en sí denota su función principal: la falta de contacto. Con esta premisa básica se han desarrollado dispositivos capaces de realizar pagos sin un contacto directo. Aunque esta tecnología ya lleva un tiempo en uso en el mundo – según datos de MasterCard, a nivel global, alrededor del 15% de todas las compras en tiendas se realizan bajo este mecanismo de pago-, en México empieza a abrirse paso.

PUBLICIDAD

Frente a otros países de la región como Brasil, Colombia y Chile, los mexicanos aún nos mostramos un poco recelosos a “pagar de lejos” sin una transacción física que nos garantice que el cobro se hace correctamente. No obstante, pagar sin contacto físico idealmente reduce riesgos de usar medios de contacto directo: las bandas magnéticas de las tarjetas de antes almacenaban información fácilmente extraíble y aunque las tarjetas de crédito ya cuentan con un chip de seguridad, siempre existe la posibilidad de perder de vista el plástico durante el cobro.

En el caso de los dispositivos contactless estos no almacenan directamente los datos de la tarjeta, pues usan un proceso llamado tokenización en que los datos se encuentran cifrados. Existe un límite de operaciones y después de eso, la información del dispositivo debe reiniciarse.

Para pagar mediante contactless hay dos formas básicas: la tarjeta de crédito o débito y/o una aplicación móvil. Estos se acercan a una terminal que intercambia información sin contacto (ni con la tarjeta, ni con el móvil del tarjetahabiente). Las tecnologías a las que se recurre son RFID, basado en radiofrecuencia, o NFC, siglas de near field communication. El procedimiento para aprobar la compra varía; en compras pequeñas, menores a 500 pesos, no se requiere ninguna validación extra. En el caso de pagos mayores hay opciones para comprobar que realmente es el dueño de la tarjeta quien realiza el cargo, entre ellas está el uso de códigos de seguridad, lectura de huellas digitales o del iris.

¿Eres de los que se resiste al cambio? Buenas y malas noticias: muy pronto no tendrás más opción que experimentar y aprender. Las redes de pago ya detectaron que estamos en la era del “consumidor conectado”, pues a principios de 2018 ya se contaban más 110 millones de teléfonos móviles en el país, de los cuales aproximadamente el 86% son smartphones, según datos de Visa.

Mastercard planea introducir los mecanismos contactless para pagar con smartphones o wearables en todo el mundo, a más tardar en 2023, para lo cual comenzará la actualización tarjetas y terminales de pago en América Latina. También Visa empujará este mecanismo y ya comenzó con el lanzamiento de su app gratuita Samsung Pay, que ya funciona en México sin relación directa con ningún banco. En otras partes del mundo operan Apple Pay y Google Pay, seguramente los veremos funcionando en nuestro país en poco tiempo.

Además, en México son cada vez más los bancos que cuentan con esta tecnología. Por ahora BBVA Bancomer, Citibanamex, Banorte y Banbajío lo ofrecen directamente. No se maneja en todos sus productos, así que si eres cliente de alguno de ellos y te interesa probarla deberás comunicarte directamente con tu banco para consultar la disponibilidad y condiciones de uso.

¿No te da confianza la tecnología?

Contactless es una tecnología y una tendencia irreversible. El CGI Global Payments Research 2017 muestra que para 2022 los pagos con tarjetas que incluyan esta tecnología sean de 58%, mientras que el uso de aplicaciones móviles será de 38%, al menos en Europa, Estados Unidos y Canadá.

No es casualidad que los países industrializados apuesten por esta tecnología. Los múltiples niveles de protección de datos que ofrece contactless complican la tarea de los estafadores cibernéticos.

 

Contacto:

Twitter: @BernardoPrum

LinkedIn: bernardo-prum

Facebook: ComparaGuru

Blog: ComparaGuru.com

Página web: ComparaGuru.com

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Aprueban inyección de 13,000 mdd al presupuesto del Banco Mundial
Por

Los países accionistas del Banco Mundial aprobaron hoy esta inversión, así como un conjunto de medidas que fortalecerán...