Este año se ha vuelto crucial para la marca suiza de alta relojería, TAG Heuer, quien ha sorprendido en años recientes con una constante innovación en todas y cada una de sus líneas, partiendo de ajustes, detalles y perfecciones sumamente sutiles, en especial dentro de su línea femenina, reconfigurando la elegancia y confort portables en la muñeca, con la misma precisión de alto rango.

Partiendo justamente de esa sinergia entre confort y sofisticación es que su modelo Link se pondera como uno de los nombres legendarios de la marca. Creado en 1987 y reconocible a primera vista por su pulsera con eslabones diseñados en forma de S, Link se ha convertido en un férreo icono del diseño, referencia ineludible de la ergonomía y el confort en la muñeca.

Con estos emblemas en primer plano se presenta la versión más novedosa del Link Lady de Tag Heuer, compuesto de acero y un elegante diámetro de 32 mm, aunque ahora su pulsera se integra por completo a la caja, de la que han desaparecido ya las asas. Así, el perfil de la pulsera es el ya conocido y sus acabados son aún más sofisticados de lo habitual: todo el contorno de la S tiene el brillo del pulido, mientras que la superficie superior de cada eslabón se encuentra completamente cepillada.

Otra de las novedades es que esta es la primera ocasión en que colección incluye colores vivos como el azul marino sol y el nácar rosa, que dinamiza sustancialmente sus esferas.

PUBLICIDAD

Por su parte, cabe destacar que la caja se encuentra a medio camino entre la forma redonda y la de cojín, gracias a sus cuatro discretos ángulos. El bisel fijo también está presente gracias a su chaflán pulido y un anillo fijado que puede estar satinado, o bien llevar diamantes engastados.

En tanto, las esferas lucen un imponente azul marino con acabado solarizado, o si se prefiere una capa de laca rosa, gris o blanco, la cual cubre con un nácar especialmente sutil. Si uno pone énfasis en la ventanilla de fecha en las 3 horas, notará los índices facetados pulidos o diamantes engastados en chatones, que completan el conjunto que recibe energía de un movimiento de cuarzo, compatible con el estilo de vida de las mujeres activas contemporáneas.

La colección de piezas que ofrece TAG Heuer al público femenino se ajusta a todos los gustos y ocasiones, así como a la singularidad de cada persona gracias a sus diversos diseños, materiales, colores y el sello Swiss Made en todas y cada una de ellas.

El nuevo Link Lady, más que un accesorio para complementar nuestro atuendo es una pieza que detona la elegancia y el estilo en cualquier escenario y situación, formal o casual, haciendo del tiempo nuestro principal aliado.


También puede interesarte: potencia la fuerza del tiempo femenino

 

 

Siguientes artículos

Se registra sismo leve en la CDMX y sur del país; no se reportan daños
Por

De acuerdo con el reporte preliminar del Servicio Sismológico Nacional, el movimiento telúrico tuvo una magnitud de 5.3....