En este auge de emprendimiento que se vive en México y en muchas regiones del mundo es fácil darse cuenta de que cada vez son más los eventos enfocados al uso de la tecnología como principal herramienta de emprendimiento.

Se trata de una extraordinaria corriente que está arrastrando a emprendedores a un ritmo de crecimiento increíble, jamás visto. Se trata de un crecimiento que al mismo tiempo está desmantelando muchas empresas que ahora se llaman tradicionales.

Claros ejemplos de ello son Amazon y Uber, dos empresas que se montaron en esa corriente tecnológica y que en su camino se han llevado entre las patas a empresas y negocios tradicionales.

Uber, por ejemplo, es una firma que ha golpeado a los taxis tradicionales en todas las ciudades donde opera y ha ocasionado que cada vez menos personas compren un auto afectando a la industria automotriz, pero al mismo tiempo ha alcanzado un valor de alrededor de los 700 mil millones de dólares; es decir, la idea de usar la tecnología para poner un botón en el teléfono móvil y llamar un taxi generó una empresa que vale más que muchas industrias completas en el mundo.

PUBLICIDAD

La tecnología y un botón digital permitió capitalizar algo que hacen millones de personas todos los días, a todas horas, en todas las ciudades del mundo: llamar un taxi.

Amazon es otro ejemplo claro que ha puesto literalmente a “parir chayotes” a muchas marcas tradicionales en el mundo.

Su valor ronda los 690 mil millones de dólares y su crecimiento, apoyado en la tecnología, ha llevado a severas crisis a empresas de paquetería y grandes tiendas departamentales que empiezan ver disminuida la afluencia de personas que buscan esos productos exclusivos que antes generaban grandes aglomeraciones en sus sucursales.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha sido uno de los grandes críticos de la avalancha de Amazon, a la que culpa de causar millonarias pérdidas al servicio postal estadounidense, que, de paso, es uno de los mejores del mundo.

¿Cuál fue el secreto de Amazon? Simple, emplear la tecnología para facilitar lo que cada vez hacen más millones de personas en el mundo: buscar productos exclusivos y comprarlos de manera fácil y cómoda.

Y así podemos seguir mencionando cientos o miles de empresas en todo el mundo que ya se están dejando llevar por la corriente tecnológica y están conspirando, sin querer, contra las industrias tradicionales.

Muchas startups aún no alcanzan números exorbitantes como Uber o Amazon, sin embargo, están destacando en mercados locales, nacionales e internacionales con modelos de negocio que se están subiendo a la corriente tecnológica.

Así que, si quieres emprender y no morir en el intento, trata de dejarte llevar por la corriente tecnológica. Piensa que cosas necesitan, hacen o requieren millones de personas en el mundo y busca una solución tecnológica para facilitar o satisfacer esas necesidades.

Y si ya estás emprendiendo con modelos tradicionales de negocio, no está de más que te aventures a usar la tecnología para ampliar el alcance de tu marca.

 

Contacto:

Correo: [email protected] / [email protected]

Twitter: @elopez_loyola

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

¿Están en peligro paraísos turísticos mexicanos?
Por

La violencia en importantes destinos turísticos mexicanos y las alertas de viaje emitidas por Estados Unidos, han puesto...