Aprender inglés en una cafetería ha resultado más efectivo que las tradicionales clases en una aula o cursos en línea, así lo ha demostrado Poliglota, una startup chilena que ya inició operaciones en México con un innovador sistema de enseñanza en grupos pequeños, con profesores expertos y en lugares inesperados, como cafeterías.

Se trata de una empresa fundada en Chile por José Manuel Sánchez, Carlos Aravena y Nicolás Fuenzalida, tres emprendedores que se dieron cuenta que a pesar de contar con estudios universitarios su nivel de inglés era prácticamente nulo al tratar de sostener una conversación en inglés.

Así, en 2010, dos de estos tres emprendedores deciden dejar la universidad para dedicarse de lleno a impulsar esta innovadora idea para la enseñanza del inglés. Crearon una comunidad de personas que se animó a reunirse en bares a conversar y practicar inglés, la cual sumó unas 100 mil personas en varios países.

“Nosotros comenzamos con una idea bien distinta, comenzamos con una comunidad gratuita de personas…Creábamos grupos de conversación que se reunían en bares y se organizaban vía la página web. Cualquier persona podía ser voluntario y formar un grupo en su ciudad o podía participar, y esa comunidad creció mucho; llegamos a tener 100 mil personas”, explica José Manuel Sánchez, director de Poliglota México.

PUBLICIDAD

En 2012, ya estaban en 35 países y había grupos de hasta 100 personas practicando el idioma en bares. De acuerdo con José Manuel, esa comunidad les permitió saber lo que la gente necesitaba para aprender inglés. Se dieron cuenta que llegaba gente que tras estudiar tres o cuatro años en sistemas escolarizados no eran capaces de hablar el idioma.

Descubrieron que las reuniones sociales eran buenas para practicar, sin embargo, el aprendizaje no estaba siendo tan efectivo porque quienes organizaban los encuentros no eran profesores, eran voluntarios.

Con esa información empezaron a probar diversos modelos para hacer efectiva la enseñanza y por supuesto hacer un modelo de negocio autofinanciable. En eso trabajaron durante tres años con recursos obtenidos en dos rondas de levantamiento de capital que les permitió sobrevivir hasta consolidar el modelo actual de enseñanza.

“En 2015, dijimos vamos a dar un giro rotundo a este modelo y lo vamos a convertir en algo que no sea sólo una rica experiencia, algo donde la gente realmente aprenda y ahí fue donde cambiamos el modelo. Lo sacamos de los bares y lo hicimos en cafeterías; seguía siendo en lugares públicos, pero mucho más tranquilo; ya no lo hacían voluntarios sino profesores y los grupos ya no eran grupos gigantes…nos dimos cuenta de que era mucho más efectivo cuando eran grupos pequeños; entonces redujimos la capacidad a un máximo de seis personas”, explica este emprendedor.

Decidieron hacer los cambios y así surgió el producto que actualmente distingue a Políglota: clases en grupos pequeños, con profesores expertos y en lugares inesperados, como las cafeterías.

Katie Salsbury, coordinadora académica de Poliglota México, asegura que tomar las clases en cafeterías permite a alumnos y maestros salirse de la formalidad escolar, que hasta el momento no ha mostrado efectividad, y hace que las clases sean divertidas.

“Muchos alumnos son gente profesional que trabaja y nuestro método es de clases entretenidas, clases divertidas y formamos nuestros profesores así. Los profesores tienen que tomar en cuenta que muchas de esas personas se la viven en el trabajo, están cansadas, están estresadas…Muchas personas no quieren ir a su clase de inglés, pero nosotros hacemos las clases divertidas para que quieran ir. Los alumnos se vuelven amigos del profesor y de los otros alumnos, entonces es un momento divertido”, explica.

Actualmente, esta startup atienden a alrededor de siete mil personas en Chile, Perú y México. Su sistema de enseñanza se basa en Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas, que es el estándar internacional que define la competencia lingüística en todo el mundo desde los niveles más básicos hasta los más altos.

Los grupos duran un mes, con dos clases de una hora a la semana, y cada mes cambian de grupo a los estudiantes para ir perfeccionando su inglés con diferentes personas.

Los planes de esta empresa para este 2018 es consolidarse en Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey. Los grupos de Poliglota los puedes encontrar en zonas como Polanco, Condesa, Roma, diversos sitios sobre la avenida Paseo de la Reforma y próximamente en Santa Fe.

 

Contacto:

Correo: [email protected] / [email protected]

Twitter: @elopez_loyola

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

¿Por qué no hay que temer a los robots?
Por

Poco a poco los robots ocupan más espacios en la cotidianidad humana. Un ejemplo son los más de 2.6 millones de robots i...