Notimex.- El presidente Andrés Manuel López Obrador sostuvo que detrás de las críticas sobre su postura y acciones contra los feminicidios están grupos conservadores que no lo ven con buenos ojos.

López Obrador fue cuestionado sobre por qué ha dado mayor difusión a la rifa del avión presidencial que a los recientes casos de violencia contra las mujeres en el país.

“Es un asunto de los conservadores que no me ven con buenos ojos, pero vamos a proteger a las niñas, a las mujeres, a todos los mexicanos, es mi responsabilidad”, dijo.

A pregunta expresa, el mandatario federal afirmó que su gobierno trabaja para garantizar la seguridad de todos los mexicanos.

El jefe del Ejecutivo, quien asistió al municipio a inaugurar el puente de Sahuatenipa que forma parte del camino Los Herrera-Tamazula, expuso que la estrategia de su gobierno es satisfacer la demanda de justicia social de los que menos tienen.

“Tenemos que garantizar el bienestar material y el bienestar del alma, como fortalecer los valores, hacer el bien, sólo siendo buenos podemos ser felices”, insistió.

Sin embargo, reprochó que durante el gobierno del expresidente Felipe Calderón se haya declarado la guerra al narcotráfico y se haya dejado al país en una crisis de seguridad.

Señaló que el nivel de corrupción en los gobiernos neoliberales era tal que hasta el Secretario de Seguridad Pública recibía sobornos de las organizaciones delictivas en lugar de proteger a los ciudadanos.

“Acuérdense que Calderón declaró la guerra a los narcotraficantes y el Secretario de Seguridad Pública de Calderón (Genaro García Luna) está preso en Estados Unidos, porque en vez de garantizar la paz y la tranquilidad se dedicaba a recibir dinero para proteger a los organizaciones delictivas”, dijo.

El Presidente de la República consideró que el cambio de paradigma en seguridad, donde es prioridad atacar las causas que generan la violencia, molesta a los grupos conservadores y por ello atacan a su administración.

“Eso es lo que tiene muy molestos a los conservadores, por eso nos atacan mucho, pero tengo mi conciencia tranquila de que vamos a seguir luchando”, aseguró.

 

Promete justicia

El presidente Andrés Manuel López Obrador informó que cuatro elementos de la Policía estatal de Sinaloa están detenidos por su presunta participación en el asesinato de dos mujeres, familiares del gobernador de Durango, José Rosas Aispuro.

El mandatario federal expuso que ha tenido comunicación con el gobernador de Sinaloa, Quirino Ordaz, quien garantizó que el caso no quedará impune.

En un evento para inaugurar un puente en Tamazula, el Presidente de la República fue abordado por los padres de las jóvenes y le pidieron acelerar las indagatorias.

Los hechos ocurrieron el 27 de enero en los límites de Sinaloa y Durango, en el municipio Sanalona. De acuerdo con la relatoria de los hechos, los uniformados habrían atacado a las jóvenes al repeler una agresión.

“De las dos jóvenes que fueron asesinadas ya hablé con los papás, tenemos el compromiso de que va a haber justicia; ya están detenidos los policías, son cuatro, y se va a judicializar por completo el proceso, se va a castigar a los responsables, no va a haber impunidad”, afirmó en entrevista.

Lee también: Fiscalía vincula a proceso a probables asesinos de Fátima

 

Siguientes artículos

Función Pública paro
Secretaria de la Función Pública propone paro nacional de hombres el 9 de marzo
Por

En lugar de un paro de mujeres, la funcionaria sugirió un paro de hombres para que dejen de insultar e incluso tuitear e...