En el marco del Foro Mundial Economico llevado a cabo en Davos, Suiza, tuvo lugar un panel organizado por el New York Times que abordó con distintos profesionales el tema del empoderamiento femenino y su importancia en las empresas.

En dicho panel participaron Penny Johnson, vicepresidenta ejecutiva de Microsoft, Lisa Sherman, CEO y Presidenta de Ad Counsel, o el psicólogo de la universidad de Berkley Zacker Keltner.

Todos coincidieron en la discriminación en el ambiente laboral también es una forma de acoso sexual frente a la mujer por parte del hombre. Y una de las medidad para combatir ese problema es hacerlo en equipo, todo juntos sin importar sexo.

La igualdad salarial entre hombres y mujeres tiene varias ventajas, como explica Keltner. Una de ellas atiende al carácter de los dos sexos. Mientras que un hombre se crece con el poder y lleva a cabo abusos, una mujer en el mismo puesto es mas noble y eso provoca que haya menos corrupción en las empresas.

PUBLICIDAD

Se apuntó dentro de este debate que existen muchas contradicciones respecto al tema de la mujer, se les pide que sean fuertes y con iniciativa. Pero cuando proponen algo a una persona de rango superior, en la mayoría de los casos un hombre, no es tomada en cuenta y le piden que sea sumisa y no interceda en decisiones.

Esto está mal, lo importante en las empresas es crear un modelo colaborativo, donde las opiniones de todos sean tomadas en cuentas, sin olvidarse de los que están hasta el final de la cadena. Desde Oxfan se apuntó que la discriminaciopn y abusos que sufren las mujeres que están en la parte baja de la cadena son mayores a las que sufren las de mayor rango. Pero estos casos no se conocen.

Una de las primeras empresas en acabar con las diferencias entre sexos fue Microsoft. Y Penny Johnson declaró que las mujeres jóvenes son un ejemplo en lo que a lucha contra abuso mascuino se refiere. Ella explico que su hija no se rie de chistes machista cuando Johnson son lo hacia, de ella aprendio que eso también es abuso de poder.

En ese debate lo que se pidió a modo de conclusión es, en primer lugar dar mas apoyo a la mujer y hacerla sentir valorada, para que ofrezca un mejor desempeño. Condenar también los abusos y discriminación sexual.

Provocar el cambio en la cultura empresarial y ver cada vez mas mujeres dentro de posición de importancia. Y por ultimo invertir en aquellas empresas que respeten a la mujer y no lleven a cabo abusos.

 

Siguientes artículos

Davos 2018 | Las empresas deben adaptarse a la revolución digital
Por

La revolución digital o cuarta revolución industrial está ya presente y las empresas tienen aprovechar que aún no se ha...